BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

Terapias para la Ansiedad

Por INSPIRA, 9 de abril de 2021


En algunos casos, los medicamentos juegan un rol importante en el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Pero para muchos, la terapia sola o en combinación con medicamentos, es la opción de tratamiento más eficaz. La razón es que las terapias para la ansiedad, a diferencia de la medicación, te brindan las herramientas que necesitas para manejarla, ahora y en el futuro.

Se han desarrollado diferentes técnicas terapéuticas para tratar la ansiedad y estas también han evolucionado con el tiempo; desde enfoques psicoanalíticos hasta las terapias cognitivo-conductuales más novedosas.


Comprensión de los trastornos de ansiedad

Aproximadamente, el 19% de los adultos estadounidenses y el 31% de los adolescentes de 13 a 18 años experimentan ansiedad cada año, según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH). Existen varios tipos de trastornos de ansiedad que pueden tratarse mediante enfoques terapéuticos, incluyendo:

  • Trastorno de pánico

  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

  • Fobias

  • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

  • Trastorno de ansiedad social (SAD)

  • Trastorno de estrés postraumático (PTSD)


Independientemente del trastorno específico, los procesos subyacentes que los impulsan a menudo siguen un patrón similar. Las personas con ansiedad tienden a reaccionar ante pensamientos, sentimientos y situaciones desagradables de una manera más extrema y pueden tratar de controlar esas reacciones evitando los desencadenantes.


Desafortunadamente, este tipo de evitación solo sirve para reforzar los miedos y las preocupaciones. La mayoría de las terapias modernas abordan el pensamiento negativo y la evitación como un método para ayudar a controlar la ansiedad.


Tipos de terapia para la ansiedad

El objetivo de todos los enfoques terapéuticos es ayudarte a comprender por qué te sientes como te siente, cuáles son tus desencadenantes y cómo podrías cambiar tu reacción ante ellos. Algunos tipos de terapia incluso enseñan técnicas prácticas para ayudarte a replantear los pensamiento negativos y cambiar tus comportamientos. Los trastornos de ansiedad difieren entre sí, considerablemente, por lo que la terapia se adapta a los síntomas y diagnóstico específicos. Puede llevarse a cabo en un entorno individual, familiar, de pareja o de grupo. La frecuencia con la que se reúna con su terapeuta y durante cuánto tiempo dependerá de sus síntomas y diagnóstico específicos. Los psiquiatras, psicólogos y otros profesionales de la salud mental utilizan varios tipos de terapias para la ansiedad. La elección de la terapia dependerá de su diagnóstico y la gravedad de sus síntomas.

Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es la terapia más utilizada para los trastornos de ansiedad. Las investigaciones han demostrado que es eficaz para tratar el trastorno de ansiedad social, el trastorno de ansiedad generalizada, las fobias y los trastornos de pánico, entre otras afecciones. La premisa de la TCC es que tus pensamientos, no tu situación actual, afectan cómo te sientes y cómo te comportas posteriormente. Por lo tanto, el objetivo de la TCC es identificar y comprender tus pensamientos negativos y patrones de comportamiento ineficaces y reemplazarlos con pensamientos más realistas y acciones efectivas, y mejores mecanismos de afrontamiento. Durante este proceso, tu terapeuta actúa como un entrenador que te enseña estrategias útiles. Por ejemplo, podrías pensarlo todo en "blanco y negro", en que todo está bien o mal. En cambio, un terapueta te ayudará a reemplazar esos pensamientos con una percepción más realista, encontrándole los tonos grises a la vida.

Se necesita práctica para utilizar estas estrategias. Una vez que comiences a reconocer tu ansiedad y sus factores desencadenantes, podrás aprender a aplicar las habilidades de afrontamiento que aprendes en la TCC para controlar el miedo, el pánico y la preocupación.


Terapia de exposición

La terapia de exposición es uno de los métodos de TCC más comunes que se utilizan para tratar una variedad de trastornos de ansiedad, incluidas las fobias específicas, el trastono de ansiedad social y el TEPT. La premisa básica detrás de la terapia de exposición es que si le tienes miedo a algo, la mejor manera de conquistarlo es enfrentándolo. Durante la terapia de exposición, su terapeuta le presentará, poco a poco, los objetos o situaciones que le producen ansiedad. Esto se hace a menudo mediante una técnica conocida como "desensibilización sistemática", que consta de tres pasos: Relájación: su terapeuta le enseñará un ejercicio de relajación para ayudarla a combatir su ansiedad. Algunos ejemplos incluyen relajación muscular progresiva, respiración profunda, meditación e imágenes guiadas. Listado: crea una lista de los desencadenantes que te provocan ansiedad, clasificándolos en términos de intensidad. Exposición: En este último paso, trabajarás gradualmente a través de los objetos o situaciones que te provocan ansiedad, utilizando las técnicas de relajación cuando sea necesario.

Existen una variedad de formas en que su psicólogo puede optar por exponerlo a los estímulos que le provocan ansiedad. Éstos son los más comunes: Exposición imaginaria: en este tipo de exposición, se le indicará que imagine vívidamente su objeto o situación que le provoca ansiedad. Exposición en tiempo real: en este método, se enfrentará a su objeto o situación que le provoca ansiedad en la vida real. Entonces, con este tipo de exposición, una persona con ansiedad social podría recibir instrucciones para dar un discurso frente a una audiencia. Exposición a la realidad virtual: en algunos casos, la realidad virtual se puede utilizar cuando la exposición en tiempo real no es una posibilidad. La terapia de realidad virtual utiliza tecnología para combinar elementos de exposición en tiempo real e imaginarios. Este método ha demostrado ser especialmente útil para los soldados y otras personas que viven con TEPT.


Terapia conductual dialéctica

La terapia conductual dialéctica (DBT) es un tipo de TCC muy eficaz. Originalmente utilizado para tratar el trastorno de personalidad limítrofe (TLP), el DBT ahora se utiliza para tratar una variedad de afecciones, incluyendo la ansiedad. DBT te ayuda a desarrollar una perspectiva de dialecto opuesto, aceptación y cambio. Durante el tratamiento, aprenderás a aceptar tu ansiedad mientras trabajas activamente para manejarla. Esto es similar a la noción de amarte, tal y como eres, mientras sigues tratando de cambiar para mejor. El tratamiento DBT te enseña cuatro habilidades poderosas: Mindfulness: conectarse con el momento presente y darse cuenta de los pensamientos pasajeros (como la ansiedad) sin dejarse gobernar por ellos Tolerancia a la angustia: controlar su ansiedad cuando se enfrenta a una situación estresante Eficacia interpersonal: aprender a decir que no o pedir lo que necesita Regulación de las emociones: controlar la ansiedad antes de que se salga de control Terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso (ACT) es otra forma de terapia que ha demostrado ser eficaz para una variedad de trastornos de ansiedad. ACT implica identificar tus valores en la vida y luego actuar de manera que coincida con tus valores.


Terapia artística

La arteterapia es una terapia no verbal orientada a la experiencia. Implica el uso de arte visual (como pintar, dibujar, esculpir) para expresar y procesar emociones a la vez que practicas la atención plena y la relajación. Aunque se puede proporcionar como una terapia independiente, se usa comúnmente en combinación con otros métodos de tratamiento como la TCC. Al ser una nueva forma de terapia, se necesita más investigación para confirmar su efectividad para la reducción de los síntomas de ansiedad.


Terapia psicoanalítica

Según este modelo freudiano, los síntomas de ansiedad reflejan conflictos subconscientes. El propósito de la terapia psicoanalítica es encontrar cuales son y resolverlos. En psicoanálisis, usted y su terapeuta examinan sus pensamientos, miedos y deseos para comprender y reducir tu ansiedad. Ésta es una de las formas de tratamiento más intensivas; Puedes estar años identificar y cambiando patrones en tu forma de pensar. Los términos "psicoanálisis" y "terapia psicodinámica" a menudo se usan indistintamente, pero el psicoanálisis es, en realidad, un subconjunto de la terapia psicodinámica.


Terapia interpersonal

La terapia interpersonal (IPT) se centra en los roles y las relaciones sociales. En IPT, trabajará con su terapeuta para identificar cualquier problema interpersonal que pueda tener, como un duelo no resuelto, conflictos con familiares o amigos, cambios en el trabajo o roles sociales y problemas relacionados con los demás. Luego, te presentará formas saludables de expresar emociones y formas de mejorar tu comunicación con los demás. Aunque originalmente se desarrolló para tratar la depresión mayor, la TPI se puede usar si su ansiedad se relaciona principalmente en tu relación con los demás.


Qué debo esperar de la terapia

Un mito común sobre la terapia es que inmediatamente comenzarás a sentirse mejor. A veces este es el caso. Pero la mayor parte del tiempo, te sientes peor antes de comenzar a sentirte mejor. Sorprendentemente, sentirse peor es a menudo una señal de progreso. Y si lo piensas, tiene sentido.


Cuando tomas la decisión de iniciar la terapia, a menudo es porque no has podido superar la ansiedad por tu cuenta. La terapia implica explorar tu ansiedad y las razones detrás de ella de una manera más profunda y significativa. Esto puede provocar un aumento temporal de tu ansiedad.

Cómo aprovechar al máximo tu terapia

Hacer un cambio siempre presenta un desafío. Tomar terapia para la ansiedad no es una excepción. Sin embargo, si eres persistente, deberías ver una mejora. A continuación, te presentamos algunas formas de aprovechar al máximo tu terapia y ver resultados:

  • No finjas estar bien

  • Has todas las preguntas que consideres necesarias

  • Atrévete a decirle a tu terapeuta cualquier cosa

  • Has los ejercicios recomendados fuera de tus sesiones

  • Enfócate en tus metas

  • Practica estilos de vida saludables

  • Asegúrate de tener un sistema de apoyo social.

  • Reduce el estrés en su vida. Los estresores suelen empeorar tu ansiedad

Siguiendo estos consejos, verás cómo con esfuerzo y estando presente durante todo el proceso de tu terapia, tendrás el mayor resultado.


En INSPIRA, contamos con psicólogos y psiquiatras expertos en salud mental.

Para citas o información:

(787) 704-0705

citas@inspirapr.com

www.inspirapr.com/citas


Horario de servicio al cliente: lunes a viernes de 8am-5pm

707 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo