BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

Los Síntomas y Tratamientos para los Trastornos de la Alimentación

Publicado por INSPIRA, 13 de mayo de 2021


Los trastornos de la alimentación son afecciones complejas y potencialmente devastadoras que pueden tener graves consecuencias para la salud, la productividad y las relaciones de una persona.


En los Estados Unidos, el 9% de la población, o 28.8 millones de estadounidenses, tendrá un trastorno alimentario como anorexia nerviosa, bulimia nerviosa o trastorno por atracón en su vida. Los trastornos alimentarios pueden ser fatales, con 10,200 muertes por año como resultado directo de este trastorno. Eso equivale a una muerte cada 52 minutos.

mujer_pesandose_en_casa

Aunque los trastornos de la alimentación pueden afectar a personas de cualquier género, en cualquier etapa de la vida, se encuentra con mayor frecuencia en adolescentes y mujeres jóvenes. De hecho, hasta el 13% de las mujeres jóvenes pueden experimentar al menos un trastorno alimentario a la edad de 20 años.


Tipos

Cuán rápido una persona se pueda recuperar de esta condición dependerá de cuán rápido se detecten los síntomas de un trastorno de la alimentación. Por lo tanto, es importante conocer algunas de las señales de advertencia. Alguien que lucha con un trastorno alimentario, por lo general, no tendrá todos estos síntomas a la vez. Esta lista pretenden ser una descripción general de los tipos de comportamientos que pueden indicar un problema.


Anorexia nerviosa

Las personas con anorexia nerviosa evitan los alimentos, restringen severamente los alimentos o comen cantidades muy pequeñas de solo ciertos alimentos. Incluso, aun cuando tienen un peso peligrosamente bajo, personas con esta condición pueden verse con sobrepeso. También pueden pesarse varias veces durante el día.


Los signos y síntomas más comunes incluyen:

  • Alimentación extremadamente restringida o ejercicio intensivo y excesivo.

  • Delgadez extrema

  • Una búsqueda incesante de adelgazar y la falta de voluntad para mantener un peso normal o saludable.

  • Miedo intenso a subir de peso.

  • Imagen corporal distorsionada, una autoestima fuertemente influenciada por las percepciones del peso y la imagen corporal, o una negación de la gravedad del bajo peso corporal

La anorexia puede ser muy dañina para el cuerpo. Con el tiempo, las personas pueden experimentar adelgazamiento de sus huesos, infertilidad, cabello y uñas quebradizas y el crecimiento de una capa de cabello fino en todo el cuerpo.


En casos más graves, la anorexia puede provocar insuficiencia cardíaca, cerebral o de múltiples órganos y hasta la muerte.


Bulimia Nerviosa

La bulimia nerviosa se caracteriza por atracones seguidos de purgas u otros métodos para evitar el aumento de peso. La purga generalmente implica vómitos, pero también puede incluir el uso de laxantes, ejercicio excesivo o ayuno.


Los signos y síntomas más comunes incluyen:

  • Episodios recurrentes de atracones (consumo rápido de una gran cantidad de alimentos en un período de tiempo corto)

  • Pérdida de control. La persona puede sentirse que ha perdido el control de comer en exceso y no puede detenerse o controlar cuánto está comiendo.

  • Uso de "conductas compensatorias" para evitar el aumento de peso como los vómitos autoinducidos, el uso indebido de laxantes, diuréticos o enemas y el ejercicio excesivo.

  • Tanto los atracones como los comportamientos compensatorios ocurren al menos una vez a la semana durante un periodo de tres meses o más.

  • El peso o la forma del cuerpo de la persona deben tener un impacto significativo en la forma en que la persona se ve.


Los efectos secundarios de la bulimia pueden incluir inflamación y dolor de garganta, esmalte dental desgastado, caries, reflujo, irritación del intestino, deshidratación severa y alteraciones hormonales. Los ciclos de atracones y purgas de la bulimia pueden provocar desequilibrios químicos en el cuerpo (niveles demasiado bajos o demasiado altos de sodio, calcio, potasio y otros minerales) que afectan el corazón y otras funciones importantes de los órganos.


Trastorno por atracón

Las personas con trastorno por atracón pierden el control sobre su alimentación. A diferencia de la bulimia nerviosa, los períodos de atracones no van seguidos de purgas, ejercicio excesivo o ayuno. Como resultado, las personas con trastorno de atracón a menudo sufre con sobrepeso u obesidad, aunque la mayoría de las personas etiquetadas como clínicamente obesas no necesariamente padecen de este trastorno.

No obstante, el trastorno por atracón es el más común en los EE. UU.

hombre_comiendo_hamburguesa_episodio_de_atracon

Los signos y síntomas incluyen:

  • Consumir cantidades inusualmente grandes de alimentos en un período corto de tiempo y sentir una sensación de falta de control sobre la alimentación durante el episodio.

  • Comer incluso cuando está lleno o no tiene hambre

  • Comer rápido durante los episodios de atracones

  • Comer hasta sentirse incómodamente lleno

  • Comer solo o en secreto para evitar la vergüenza.

  • Sentirse angustiado, avergonzado o culpable por comer

  • Hacer dieta con frecuencia, posiblemente sin perder peso

Diagnóstico

No existe una prueba específica para detectar trastornos alimentarios. Los médicos utilizan evaluaciones físicas y psicológicas para diagnosticar la afección. También se asegurarán de que cumpla con los criterios de diagnóstico para un trastorno alimentario que se describen en el Manual de diagnóstico y estadísticas de trastornos mentales (DSM-5).


Durante la evaluación, el médico le hará preguntas sobre sus conductas alimenticios. El objetivo es comprender su actitud hacia la comida y la alimentación. El médico también necesita tener una idea de cómo percibe su cuerpo. Es importante responder a las preguntas honestamente para que su médico pueda hacerle un diagnóstico preciso y recomendar un plan de tratamiento. En el curso de un examen físico, un médico también puede usar varias herramientas de diagnóstico, que incluyen, entre otros, análisis de sangre, un examen de densidad ósea o un electrocardiograma, para evaluar si existen complicaciones médicas como consecuenca del trastorno de la alimentación.

mujer_con_anorexia_mirandose_al_espejo

Riesgos de problemas médicos y psiquiátricos a largo plazo asociados con los trastornos alimentarios.

Debido a que la ingesta suficiente de alimentos nutricionalmente balanceados es esencial para un funcionamiento saludable, los trastornos alimentarios pueden afectar significativamente las operaciones físicas y mentales de la persona que lo padece. Los trastornos alimentarios afectan a todos los sistemas del cuerpo y pueden provocar problemas de salud física como:

  • Problemas cardiovasculares

  • Problemas gastrointestinales (por ejemplo, estreñimiento crónico, reflujo gastroesofágico)

  • Problemas dentales

  • Patrones de sueño alterados

  • Desmayos

  • Pérdida de cabello o vello suave en todo el cuerpo (llamado lanugo)

  • Pérdida del período menstrual después de la pubertad (o retraso del primer período)

  • Lesiones musculoesqueléticos y dolor.

  • Huesos debilitados

Los trastornos alimentarios a menudo ocurren junto con otros trastornos mentales, como por ejemplo el trastorno de ansiedad.


¿Por qué se desarrollan los trastornos de la alimentación?

Los trastornos alimentarios pueden afectar a personas de todas las edades, orígenes raciales y étnicos, peso corporal y géneros. Aunque los trastornos alimentarios suelen aparecer durante la edad adulta, también pueden desarrollarse durante la niñez o más adelante en la vida. Los científicos no pueden decir con certeza exactamente qué causa un trastorno alimentario o predecir quién desarrollará un trastorno alimentario. En general, la mayoría de los expertos coinciden en que los trastornos alimentarios son enfermedades complicadas que no se derivan de una sola causa, sino de una interacción compleja de factores biológicos, psicológicos y ambientales.


Tratamientos disponibles

Si reconoces en tí actitudes y comportamientos relacionados con un trastorno de la alimentación ya ha dado el primer paso para obtener ayuda. El segundo paso es contárselo a un amigo, familiar o profesional médico de confianza. No debes intentar abordar tu trastorno alimentario solo(a); Hablar de los sentimientos que estás experimentando con un profesional de la salud mental puede brindarte consuelo, apoyo y dirección esenciales para la recuperación.


Hay varias opciones de tratamiento disponibles para los trastornos alimentarios. Estos son:


Cambios en el estilo de vida

La recuperación de un trastorno alimentario no ocurre de la noche a la mañana y, a menudo, implica una combinación de tratamientos. Identificar algunas distracciones saludables puede ayudar cuando sientas que experimentas la necesidad de recurrir a una conducta negativa de alimentación

mujer_corriendo_para_distraerse

Aquí están algunos a considerar:

  • Explore un nuevo pasatiempo, como la artesanía o la fotografía

  • Prueba con una clase en línea

  • Sal y da un paseo

  • Escucha un podcast

  • Prueba con ejercicios 0 una clase de yoga

Psicoterapia

El tratamiento psicológico es un componente importante de la recuperación del trastorno alimentario. Implica ver a un psicólogo u otro profesional de la salud mental de forma regular. La terapia puede durar desde algunos meses hasta años. Puede ayudarte a:

  • Comprender la relación de tu trastorno alimentario con respecto a tus emociones.

  • Normalizar tus patrones de alimentación y conseguir un peso saludable

  • Cambiar hábitos no saludables por hábitos saludables

  • Aprender a controlar tu alimentación y tu estado de ánimo.

  • Desarrollar habilidades para la resolución de problemas.

  • Explorar formas saludables de afrontar situaciones estresantes

  • Mejorar tus relaciones interpersonales

  • Mejorar tu estado de ánimo

El tratamiento puede realizarse individualmente, con su familia o en terapia grupal con otras personas a las que se les ha diagnosticado un trastorno alimentario. Su profesional de salud mental puede pedirle que haga tareas, como llevar un diario de alimentos para revisar en las sesiones de terapia e identificar los factores desencadenantes que le provocan atracones, purgas o otras conductas de alimentación poco saludables.


Medicamentos

Para los trastornos alimentarios como la anorexia, la comida (y la normalización de los patrones de alimentación y la nutrición) es la medicina principal, junto con la terapia para ayudar a los pensamientos desordenados que rodean la comida, el peso, la alimentación y la imagen corporal. Muchas personas con trastornos alimentarios también luchan contra la ansiedad y la depresión, y los medicamentos pueden ayudar con esos síntomas.


Hospitalización

La hospitalización puede ser necesaria si tienes problemas graves de salud física o mental o si tienes anorexia y no puedes comer ni aumentar de peso.


Los problemas de salud física graves o potencialmente mortales que ocurren con la anorexia se consideran una emergencia médica que se debe atender.


Vale la pena señalar que la mayor parte de la restauración de la alimentación y el peso se lleva a cabo de forma ambulatoria. Los diferentes niveles de atención, del menos al más intensivo, incluyen:

  • Tratamiento ambulatorio: esto generalmente implica sesiones individuales de una hora, una o dos veces por semana, con tu terapeuta.

  • Tratamiento intensivo para pacientes ambulatorios: puede ser de dos a tres sesiones por semana, de una o dos horas, mientras vive en casa y posiblemente trabaja o asiste a la escuela.

  • Programas de hospitalización parcial (PHP): generalmente se lleva a cabo cinco días a la semana, 5 horas al día, lo que te permite dormir en casa.

  • Hospitalizaciones médicas: esto es para aquellos que requieren atención y supervisión médica las 24 horas.

Te podemos ayudar

Si usted o un ser querido está luchando con un trastorno de la alimentación, busca ayuda de un profesional de la salud mental en INSPIRA. Este le dará brindarle recomendaciones de tratamiento.


Los trastornos alimentarios son complejos y pueden ser devastadores para el cuerpo y la mente, pero las investigaciones indican que la identificación y el tratamiento temprano mejoran la velocidad de recuperación, reducen los síntomas a mayor medida y mejoran la probabilidad de mantenerse libre de la enfermedad.

flyer_informativo_servicios_inspira_salud_mental

Para citas o información:

(787) 704-0705

citas@inspirapr.com

www.inspirapr.com/citas

Horario de servicio: lunes a viernes de 8am-5pm

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo