BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

Manejo del Estrés por el Encierro y la Pandemia

Actualizado: jun 22

Por INSPIRA, 29 de abril del 2021


La pandemia fue un evento repentino y ha dejado en suspenso gran parte de nuestras vidas. Para muchos jóvenes, ha sido una experiencia difícil desde el principio, provocada por la pérdida de rutinas y planes habituales, el contacto directo con grupos de amigos y quizás más tiempo en casa del que le gustaría. O tal vez se haya acostumbrado a los "altibajos" de los encierros, una combinación de días (o momentos) buenos, así como días malos.

mujer-estresada-trabajando-desde-casa

Independientemente de cómo te haya afectado el encierro, es probable que en ocasiones te hayas sentido estresado. Y el estrés es duro. Puede confundirnos cuando normalmente pensamos con claridad y puede impedirnos hacer las cosas que queremos hacer. Si esto te está sucediendo, ahora es el momento de superar tu estrés antes de que se apodere de ti.


1. ¿Cómo se siente estar estresado?

El estrés puede hacer que te sientas retraído, desmotivado, irritable y lloroso. En su forma más intensa, puede hacerte sentir angustiado y enojado. El estrés también puede afectarte físicamente, provocandote dolores de cabeza, malestar estomacal y poca energía. Puede afectar también tu sueño y hacer que coma más o menos de lo habitual. Puede conducir a malas decisiones porque eres menos cuidadoso y racional, por lo que puedes incurrir en un comportamiento que te ponga en conflicto con los demás o tal vez te ponga en peligro.


También te puede interesar leer: Las consecuencias de no dormir bien Si eres un adolescente, lo más probable es que ya estés sintiendo los efectos de la adolescencia en el cerebro. Quiérese decir que te estás desarrollando rápidamente (más que en cualquier otro momento de tu vida, excepto hasta los tres años).


Vale la pena recordar esto durante el encierro, porque es posible que estés sintiendo algunas presiones. Por ejemplo, es completamente normal durante la adolescencia experimentar cambios de humor o sentir la necesidad de vivir más el momento.


El bloqueo te puede hacer sentir que estás atrapado entre cuatro paredes, y para colmo estás encerrado con tu familia.

hombre-estresado-trabajando-desde-casa

2. ¿Cuándo podrían empeorar las cosas para ti?

El estrés es una respuesta normal a situaciones abrumadoras y amenazantes. Nuestros cuerpos se inundan de hormonas del estrés para ayudarnos a alejarnos de la amenaza, pero por supuesto, bajo bloqueo, eso es exactamente lo que no podemos hacer.


Entonces, cuando sea el momento adecuado, deténte y piensa en el estrés que estás experimentando. ¿Qué lo provoca o lo empeora? Al reconocer las señales, desarrollarás la capacidad de verlas venir y harás todo lo posible para evitarlas (o reducirlas). Algunas personas encuentran que es útil llevar un "diario de estrés". Anota los cambios que notas en tu mente o cuerpo que te alertan sobre el estrés. Cuando miras tu diario, ¿notas un patrón? ¿Es más probable que el estrés aparezca a la misma hora todos los días? En ese momento, ¿estabas cansado o tenías hambre? ¿Te afecta emocionalmente lo que has estado haciendo, con quién has estado o lo que has dicho? ¿Hiciste suficiente ejercicio, tomaste suficiente agua, comiste o dormiste bien ese día?


La cafeína o dormir demasiado también pueden empeorar el estrés. Todas estas cosas son vitales al manejar el estrés, especialmente, durante el encierro.

niña-sobre-la-cama-escribiendo-en-su-agenda

3. ¿Qué puedes hacer al respecto?

Trata de cambiar la situación en tu mente. Cuando te sientas estresado, recuerda las cosas que haces normalmente que te ayudan a sentirse más tranquilo y relajado. A menudo, esto suele suceder cuando estamos realmente envueltos en algo.


Entonces, ¿qué es lo tuyo? ¿qué te motiva? Puede ser un deporte, escuchar música, ver una buena película o charlar con amigos. Piensa en ello como tus "rutas de escape". Anóta estos eventos(o momentos) en tu diario. Recuerda cómo se siente la calma y cómo puedes llegar allí.


Utiliza los enfoques que te funcionen, pero también ábrete a la posibilidad de tratar cosas nuevo, como la meditación. Puedes encontrar muchos tutoriales en línea.


Si sabes que el estrés puede hacerte sentir frustrado o enojado, busca formas de lidiar con el pero asegúrate de que no te creen conflictos con los demás.


El ejercicio físico, cantar / bailar o incluso golpear un saco de boxeo o una almohada, son todos métodos que funcionan para otras personas y que tal vez funcionarán para tí también. Hablar con personas que te escuchan, sin que te sientas juzgado, puede ser de gran ayuda pero es posible que las relaciones familiares se estén sintiendo bastante intensas durante el encierro.


Habrán momentos en los que te pelees con los que viven contigo. Quizás, normalmente, darías un paso atrás y pasarías más tiempo con tus amigos, pero ahora no puedes. En lugar de repetir una discusión común con tus padres o hermanos, sugiere formas de ayudar a que todos se sientan escuchados y reducir el estrés.


Mejora tu habilidad de negociación y practica siendo asertivo. Estás técnicas te funcionarán también para el futuro.


4. ¿Cuándo debes preocuparte?

Aceptar que el estrés es una consecuencia desafortunada del encierro puede ser una forma útil de aprender a lidiar con el, en lugar de combatirlo.


Pero si los síntomas del estrés comienzan a abrumarte o te sientes fuera de control, busca apoyo. Comunícate con aquellos en quienes confías, dentro de tu núcleo familiar, entre tus amigos cercanos, y tal vez, a través de un profesional de la salud mental.


Habla sobre cómo te sientes o quizás escríbelo si se te hace difícil expresarlo en voz alta. Explica lo que has notado sobre los momentos en que el estrés te consumes y qué cosas entiendes que te podrían ayudar. Tener a alguien que te escuche y entienda por lo que estás pasando puede hacer una gran diferencia.

joven-estresada-estudiando-remoto-en-casa

Por último, ten cuidado y toma en cuenta las señales de alerta, cosas que podrían preocuparte a tí o a cualquiera. Por ejemplo, si eres alguien que suele ser hablador y estár en contacto con sus amigos, pero te estás comenzando a sentir un poco retraido, esto puede ser resultado del estrés que sientes.


Aquellos que se preocupan por ti pueden incluso haberlo notado, pero no saben qué hacer, ni cómo hacerte el acercamiento. Háblales. Con su apoyo, podrás elaborar un plan que te ayude a mantenerte al tanto de tus sentimientos. Haz lo que puedas para mantener tu estrés bajo control. El bloqueo no durará para siempre. Llegará el día en que se convierta en algo que todos miramos hacia atrás, y el con ese pensamiento, también se irá el estrés.


Si necesitas apoyo

Siempre debes poder contarle a alguien las cosas que te preocupan. Puedes decírselo a un amigo, padre, tutor, maestro u otro adulto de confianza. Si está luchando con tu salud mental, hablar con tu médico de cabecera puede ser un buen lugar para comenzar. Tu médico te podrá informar si es necesario coordinar una cita con un profesional de la salud mental, orientarte sobre los diferentes tipos de tratamientos disponibles y ofrecerte chequeos regulares para ver cómo vas.


Te podemos ayudar.

En INSPIRA contamos con psicólogos y psiquiatras, altamente capacitados para manejar toda condición mental y emocional.

flyer-servicios-inspira

Para citas o información:

(787) 704-0705

citas@inspirapr.com

www.inspirapr.com/citas


Horario: lunes a viernes de 8am-5pm

657 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo