BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

¿Cómo aprender a meditar y relajarte?

Publicado por INSPIRA, el 28 de enero de 2022


Para muchos, el concepto de meditar es intrigante, pero hacerlo puede parecer fuera de nuestro alcance cuando en realidad es muy simple.


Este artículo te ayudará a entender qué es la meditación y si existe una forma correcta de hacerlo. También aprenderás sobre algunos de sus beneficios.



¿Qué es la meditación?

La meditación es una práctica antigua que consiste en enfocar la mente. Aumenta la conciencia, promueve la relajación, reduce el estrés y la ansiedad, y mejora el bienestar.


También ofrece beneficios para su salud física.


En pocas palabras, meditar significa dedicarse al pensamiento, la contemplación o la reflexión. Entonces puedes meditar a diario sin tan siquiera darte cuenta.


La verdad es que mientras estés contemplando tu alrededor o pensando, estás practicando la meditación.


¿Existe una forma específica de meditar?

No existe una forma correcta o incorrecta de meditar.


La meditación es simplemente el acto de observar y calmar todos los pensamientos y emociones que surgen en nosotros.


No tiene que ser perfecto. Todo lo que tienes que hacer es respirar e intentarlo. Puede que te guste, o puede que no. Lo bueno es que puedes ajustarlo a tu gusto.


Meditación para principiantes

Si estas interesado en comenzar a meditar, te sugerimos empezar con tan solo unos minutos al día.


  1. Coloca una alarma en tu reloj para no más de 5 minutos desde el momento que quieras comenzar

  2. Encuentra un lugar cómodo para sentarte

  3. Luego, con los ojos abiertos o cerrados, dirige tu atención a la respiración. Observa cómo se siente al inhalar y exhalar.

  4. Fíjate en la temperatura del aire, cómo se llenan y vacían los pulmones, dónde sientes tu respiración. No te preocupes si la mente se distrae, ¡eso es normal! Tan pronto como notes que se desvía, intenta enfocarte nuevamente.

  5. Cuando suene la alarma, observe cómo te sientes y luego continúa con tu día.


Establece un recordatorio diario

Es útil establecer un recordatorio para meditar a la misma hora todos los días. Esto puede ayudarte a desarrollar un hábito duradero.


Se empático contigo mismo(a)

Si bien la práctica de la meditación es bastante simple, no es fácil ni se vuelve más fácil con el tiempo. Habrán días en los que la mente está más tranquila, otros en la que no. Esto es normal. Es importante encontrarte contigo mismo donde estás en ese momento y aceptar lo que está presente con amabilidad




Los beneficios de la meditación

Meditar es una práctica relajante. Se trata de centrarse en los pensamientos lo que inevitablemente te permitirá concentrarte mejor y afinar tus pensamientos internos.


Es importante enfatizar que la meditación es una práctica, lo que significa que es continua. No necesariamente brinda resultados finitos.


Sin embargo sí hay ciertos beneficios específicos que valen la pena mencionar. Estos son:

  • Reduce el estrés y la ansiedad : La meditación te enseña herramientas que llevan tu atención al momento presente sin juzgar, en lugar de rumiar sobre algo que sucedió en el pasado o preocuparte por algo que aún no ha sucedido en el futuro.

  • Fortalece las relaciones: la meditación te ayuda a cultivar más compasión y paciencia hacia los demás, no solo hacia los más cercanos a ti. La mejor parte es que inspiras a otros a hacer lo mismo.

  • Aumenta la productividad y la creatividad: ¿Alguna vez se te ha ocurrido una gran idea mientras te duchas o te lavas los dientes? La práctica de la meditación aumenta tu capacidad de ser productivo y creativo cuando te das tiempo para hacer una pausa y respirar.

  • Mejora la salud del corazón: la meditación puede mejorar la salud del corazón al reducir la presión arterial y el estrés.

  • Refuerza tu sistema inmunológico: La práctica de la meditación ayuda a fortalecer tu conexión mente-cuerpo. La meditación, a su vez, te permite escuchar la retroalimentación de tu cuerpo y te enseña cómo autorregularte.

  • Beneficia a tu cerebro: lo fascinante de la meditación es su capacidad para reconfigurar tu cerebro. Este concepto se llama neuroplasticidad , donde reemplaza viejos hábitos inútiles con nuevos hábitos de apoyo. También se ha demostrado que la meditación mejora la capacidad de procesar información, detiene los efectos del envejecimiento en el cerebro y reduce la sensación de dolor.

Aprende a meditar en casa

Tomarte al menos cinco minutos de tu día para dedicarte tiempo a ti mismo(a) y prepararte para el día puede marcar una gran diferencia en tu bienestar.


El cuidado personal se trata de cuidar tu salud mental, física y emocional. La meditación tiene un efecto positivo en estas tres áreas. Por lo tanto, separar tiempo para meditar, aunque solo sea por unos minutos, puede ser de gran beneficio para tu salud.


Incluso si no consideras que la meditación es para ti, optar por respirar profundamente con los ojos cerrados durante cinco minutos tan pronto te despiertes por la mañana en lugar de levantarte inmediatamente de la cama. Esto puede ayudarte a preparar tu cuerpo, mental y físicamente, para el día que tienes por delante.



Tipos de meditación que puedes probar en casa

Echale un vistazo a ellos para que puedas comenzar tu práctica de meditación en el hogar.


Bondad amorosa

En esta forma de meditación, se basa en ofrecer bendiciones amorosas a diferentes personas en tu vida (a tí mismo, alguien cercano a ti, alguien neutral, alguien con quien tienes dificultades y todos los seres, en todas partes) a través de una serie de frases.


Podrías decir algo como: “Que estés saludable. Que seas feliz. Que estés a salvo. Que vivas con tranquilidad.”


Escanéo corporal

Esta práctica es una gran manera de fortalecer su conexión mente-cuerpo ya que nos enseña a notar las sensaciones corporales. A menudo se trabaja a través de una exploración lenta de tu cuerpo desde la parte superior de la cabeza hasta los pies.


Atención plena

Una de las prácticas de meditación más comunes es la atención plena . Esta forma de meditación implica poner tu atención en una sola cosa, como tu respiración, los sonidos de tu entorno, una frase, una vela o tu cuerpo.


Cuando empieces a centrar tu atención en esa única cosa, pronto notarás lo rápido que la mente se hace cargo y te lleva a pensar. Esto es normal. Trae la mente de vuelta tantas veces como divague. Ahí mismo está la práctica de la meditación.


En fín, la meditación es la práctica de entrenar tu mente para estar presente aquí y ahora






Referencias:

verywellmind.com

587 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo