BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

Salud Mental a lo Largo de la Vida de una Mujer

Actualizado: 10 mar

Publicado por INSPIRA, 8 de marzo de 2022


Muchas condiciones de salud mental afectan a las mujeres de manera distinta en diferentes etapas de la vida.


Hay problemas de salud mental que solo aparecen en las mujeres. También hay problemas de salud mental, presente en todos los géneros, que afectan a las mujeres de manera diferente.


etapas-de-vida-mujer

Una de las mejores forma de examinar la salud mental de las mujeres es mirarla a lo largo de su vida.


Este artículo se centra en las diferencias biológicas entre hombres y mujeres y las variaciones en la salud mental entre los dos. Entendemos que no toda identidad de género encaja en una de estas dos categorías. Este artículo no excluye la validez de quienes se identifiquen con otros géneros.


En este artículo se discutirá:

  • Por qué y cómo la salud mental puede afectar a las mujeres de una manera diferente a los hombres

  • Cómo cambian las condiciones de salud mental, y cuáles aparecen, a lo largo de la vida de una mujer

  • Las causas, los efectos y el tratamiento de las afecciones de salud mental exclusivas de las mujeres

El papel del sexo y el género en la salud mental

Las diferencias de sexo y género juegan un papel importante en la salud mental y las enfermedades mentales. Aunque la investigación ha mostrado diferencias significativas entre los géneros que pueden afectar la salud mental, también existen diferencias sociales entre hombres y mujeres que pueden influir en el desarrollo de problemas de salud mental.


Es importante tener en cuenta todas estas diferencias ya que cuanto antes se detecten los problemas de salud mental, más rápido se podrán abordar.


Salud mental en la primera infancia: TDAH

Uno de los problemas de salud mental más comunes que se diagnostican en la infancia es el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH).



Los desafíos en el funcionamiento ejecutivo son una característica central del TDAH. Estos desafíos incluyen problemas con la gestión del tiempo, la organización, la toma de decisiones, la memoria de trabajo, la planificación, la regulación emocional y la priorización.


Según la información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los niños tienen más del doble de probabilidades de recibir un diagnóstico de TDAH que las niñas.


Las investigaciones han demostrado que los niños con TDAH tienden a tener síntomas que son más fáciles de identificar. Por ejemplo, tienden a correr más a menudo, a comportarse de manera más inapropiada, a actuar físicamente agresivos y a ser más extrovertidos.


Por el contrario, las niñas, suelen tener síntomas que son más difíciles de ver. Por ejemplo, pueden tener problemas para prestar atención en algunas situaciones o tener baja autoestima. Además, debido a que las niñas son más agresivas verbalmente que físicamente, en comparación con los niños, a menudo es más difícil identificar las niñas que tienen TDAH.


Como resultado, las dificultades con las que luchan las niñas cuando se trata de TDAH a menudo se pasan por alto. Esto puede conducir a problemas graves en el futuro.


Las investigaciones han demostrado que el TDAH no diagnosticado o mal diagnosticado puede dañar la autoestima de una niña. Las chicas con TDAH a menudo no exteriorizan sus frustraciones y normalmente se centran en el trabajo. Como resultado, esto puede aumentar el riesgo de desarrollar trastornos alimentarios, depresión y ansiedad.


Las niñas con TDAH no diagnosticado o mal diagnosticado pueden adoptar una postura de perfeccionismo. Esto se debe en parte a la vergüenza en torno a los desafíos de su función ejecutiva. A su vez, son más propensas a desarrollar problemas en los entornos sociales, en la escuela e incluso en sus relaciones personales.


Es muy importante tratar el TDAH, ya que no hacerlo socavará el tratamiento de cualquier condición concurrente. Por lo general, el mejor tratamiento para el TDAH es una combinación de terapia y medicación. No todos los síntomas del TDAH se pueden controlar solo con medicamentos.


Durante la adolescencia: depresión, ansiedad y trastornos alimentarios

Los problemas de salud mental a menudo comienzan a aparecer cuando los niños(as) se vuelven adolescentes, siendola depresión, la ansiedad y los trastornos alimentarios las más comunes condiciones. Si bien estas condiciones pueden ocurrir solas, a menudo aparecen juntas.



Depresión en mujeres jóvenes

El problema de salud mental más común en las mujeres es la depresión . Las investigaciones han demostrado que las mujeres tienen el doble de probabilidad de experimentar depresión durante su vida en comparación con los hombres.



Algunos de los signos más comunes de depresión en las mujeres incluyen:

  • Cambios significativos en los hábitos de sueño, como dormir con más frecuencia o no dormir en absoluto

  • Cambios importantes en los hábitos alimenticios, como comer con más frecuencia o no comer en absoluto

  • Una pérdida total de disfrute en actividades que le solían traer placer.

  • Cambios rápidos de humor, pasando rápidamente de la felicidad a la ira y la tristeza

  • Pensamientos de suicidio, autolesiones o intentos de autolesiones o suicidio


Hay muchos factores que juegan un papel en el desarrollo de la depresión en los adolescentes, particularmente en las adolescentes. Los problemas de peso, los problemas con los amigos, el acoso a largo plazo y los problemas académicos pueden hacer que sea más probable que una adolescente luche con síntomas de depresión.



Además, presenciar o experimentar un acto de violencia, como abuso físico o sexual, puede contribuir al desarrollo de la depresión.


Es importante diagnosticar y tratar la depresión lo antes posible. Por lo general, el tratamiento de la depresión es una combinación de terapia y medicación.


Los intentos de suicidio pueden verse diferentes en mujeres y niñas en comparación con los hombres. Si bien las mujeres tienen más probabilidades de intentar suicidarse, los hombres tienen más probabilidades de tener éxito, en gran parte debido a los métodos violentos que suelen utilizar los hombres en sus intentos.


Cuando se trata del tratamiento de la depresión, independientemente del género, la continuidad de la atención es importante para obtener resultados sostenidos y duraderos.


Ansiedad en mujeres jóvenes

La ansiedad es otro trastorno de salud mental común en las adolescentes y mujeres jóvenes. Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de experimentar un trastorno de ansiedad generalizada o un trastorno de pánico.



La ansiedad a menudo se caracteriza por sentirse tenso o preocupado. Las personas con trastornos de ansiedad suelen tener pensamientos o preocupaciones recurrentes e intrusivas, que pueden llevarlas a evitar ciertas situaciones.


Hay múltiples razones por las que las adolescentes pueden desarrollar ansiedad.

  1. Presión: Hoy en día, los adolescentes están bajo una tremenda presión social para desempeñarse dentro y fuera del salón de clases.

  2. Cambios físicos y biológicos: Las fluctuaciones hormonales pueden contribuir al desarrollo de la ansiedad. Debido a que la producción de hormonas puede ir y venir, esto puede afectar la química del cerebro, lo que lleva al desarrollo de ansiedad. Se ha descubierto que la testosterona ayuda a aliviar los síntomas de la ansiedad, y las niñas y las mujeres tienen mucha menos testosterona que los hombres. Además, los lóbulos frontales de los adolescentes aún se están desarrollando, lo que puede contribuir a la aparición de la ansiedad.


Presencia de otras condiciones de salud mental: La ansiedad a menudo ocurre de la mano con otras condiciones de salud mental, incluyendo el abuso de sustancias y la depresión.


Algunas de las formas más comunes en que la ansiedad puede aparecer en las adolescentes incluyen:

  • Sentirse físicamente enferma, como malestar estomacal, náuseas o dolores de cabeza frecuentes

  • Preocuparse por cosas que están fuera de su control

  • Malos hábitos de sueño, incluyendo dormir demasiado o muy poco

  • Señalando síntomas vagos para quedarse en casa y no ir a la escuela


La ansiedad se puede tratar de varias maneras, entre ellas, con medicamentos, terapia o una combinación de ambos. El cuidado de la ansiedad incluye el control continuo de la afección para evitar que interfiera o interrumpa las actividades diarias de quien las padece.


Trastornos de la alimentación: comúnmente encontrados en niñas adolescentes y mujeres jóvenes

Los trastornos alimentarios pueden ser devastadores. Si bien los trastornos alimentarios pueden desarrollarse en cualquier persona en cualquier momento, son más comunes en las adolescentes y mujeres jóvenes que en los hombres.




La mayoría de las personas diagnosticadas con anorexia o bulimia y cerca de dos tercios de las personas con trastorno por atracón son mujeres. Las mujeres también tienen más probabilidades de tener un trastorno alimentario en algún momento de su vida.


Estos trastornos son más comunes en las mujeres por varias razones. Las adolescentes y las mujeres jóvenes están sujetas a estándares de belleza poco realistas. Las redes sociales, las películas y los anuncios publicitarios pintan una imagen poco realista de la belleza. La genética y la bioquímica también pueden desempeñar un papel en la aparición de los trastornos alimentarios.



Los trastornos alimentarios más comunes involucran demasiado enfoque en el peso corporal, la forma y la comida, lo que conduce a comportamientos alimentarios peligrosos. Estos comportamientos incluyen, entre otros, vómitos autoinducidos, restricción de alimentos, comer en exceso y el uso de laxantes.


Algunos de los signos físicos y conductuales comunes de los trastornos alimentarios incluyen:

  • Cambios repentinos en el estado de ánimo

  • hacer ejercicio en exceso

  • Cantidades extremas de pérdida de peso en un corto período de tiempo.

  • Rituales alimentarios muy complicados.

  • La degradación de los dientes y las uñas debido a la constante exposición al ácido estomacal.

  • Una obsesión enfermiza con la imagen corporal, el peso y el conteo de calorías.

  • El desarrollo de vello muy fino, generalmente denominado lanugo.

  • Sensación de frío todo el tiempo debido a cambios en la regulación de la temperatura interna

En muchos casos, las adolescentes a las que se les diagnostica un trastorno alimentario pasan tiempo en terapia como pacientes hospitalizadas a tiempo completo o parcial para asegurarse de que estos problemas se traten en su totalidad. Por lo general, la recuperación no es lineal, ya que el estrés y la ansiedad pueden agravar los síntomas de un trastorno alimentario, no obstante los trastornos alimentarios son tratables.


Problemas de salud mental relacionados con la reproducción en las mujeres

La genética, la bioquímica y las hormonas que fluctúan naturalmente durante los años reproductivos pueden contribuir a la aparición de problemas de salud mental que solo pueden aparecer en las mujeres. Algunas de estas condiciones incluyen:


Síndrome premenstrual (SPM)

Gracias a las fluctuaciones hormonales, la mayoría de las mujeres experimentan síntomas durante la semana anterior a su período. En muchas situaciones, esto se conoce como SPM.


Aunque el síndrome premenstrual puede manifestarse de manera diferente de una persona a otra, los síntomas más comunes incluyen emociones fluctuantes, dolores de cabeza e hinchazón. En particular, las mujeres a las que se les ha diagnosticado depresión o ansiedad pueden experimentar síntomas del síndrome premenstrual que son peores que las mujeres que no tienen depresión ni ansiedad.


Las mujeres deben consultar a su médico de atención primaria con regularidad si desean tratar el síndrome premenstrual. En algunas situaciones, los medicamentos utilizados para controlar los períodos, como los anticonceptivos, también pueden ayudar a tratar los síntomas del síndrome premenstrual.


Trastorno disfórico premenstrual (TDPM)

Si los síntomas del síndrome premenstrual son extremos, a las mujeres se les puede diagnosticar un trastorno disfórico premenstrual. Esta es una condición que es similar al síndrome premenstrual. Sin embargo, los síntomas son significativamente peores.


Estos incluyen síntomas físicos como: calambres, sensibilidad e hinchazón del síndrome premenstrual, pero su mayor diferencia radica en su impacto emocional, entre ellos: cambios de humor extremos, tensión, irritabilidad y depresión severa.


En las mujeres a las que se les diagnostica depresión o ansiedad, el TDPM es más común. Las mujeres con TDPM deben coordinarse con su médico de atención primaria y con el especialista en salud mental para asegurarse de que comprendan las opciones de tratamiento disponibles para ellas. Al igual que el síndrome premenstrual, los síntomas del TDPM empeorarán en el momento de la menstruación.


Depresión post-parto

Cuando una mujer da a luz, es normal experimentar cierto grado de desánimo emocional después de las fluctuaciones hormonales. Esto a menudo se conoce como melancolía posparto o melancolía posparto.



Si los síntomas de la melancolía posparto persisten durante más de dos semanas, a la madre generalmente se le diagnostica depresión posparto. Algunos de los síntomas más comunes incluyen cambios de humor, ansiedad, ataques de llanto, problemas de apetito, dificultad para dormir y sensación de estar abrumada.


Estos síntomas pueden seguir empeorando y pueden incluir dificultad para vincularse con el recien nacido. Es importante que las mujeres que experimentan estos síntomas reciban tratamiento lo antes posible.


Psicosis posparto

Esta es una condición rara que generalmente aparece durante los primeros días o semanas después del parto.


Los signos y síntomas tienden a aparecer de repente y con una tremenda fuerza. Los síntomas más comunes de la psicosis posparto incluyen confusión, desorientación, alucinaciones, trastornos del sueño y paranoia. La madre podría incluso intentar hacerle daño al niño.


La psicosis posparto debe ser tratada rápidamente por profesionales de la salud mental capacitados.


Menopausia

Hacia el final de los años reproductivos de una mujer, sus hormonas comienzan a cambiar. En algunos casos, si una mujer es propensa a la depresión o la ansiedad, este cambio en los niveles hormonales puede reavivar los síntomas de problemas de salud mental durante la menopausia.


A menudo, la edad adulta tiene otros factores estresantes asociados con el envejecimiento o el cuidado de los niños y los padres. Estos factores estresantes pueden exacerbar incluso los síntomas leves de salud mental, pero cualquier cambio en el estado de ánimo o el comportamiento debe abordarse con un profesional médico.


Variaciones en las condiciones de salud mental en las mujeres

Otras condiciones de salud mental pueden afectar a las mujeres de manera diferente según los factores físicos, genéticos y psicosociales.


Trastornos por uso de sustancias

Aunque más hombres luchan contra la adicción a las drogas o el alcohol , las mujeres son más susceptibles de progresar más rápido desde el uso de una sustancia adictiva hasta la dependencia. A las mujeres suele resultarles más difícil dejar de consumir sustancias y son más susceptibles a las recaídas que los hombres.


Trastorno límite de la personalidad (TLP)

La investigación actual evidencia que el TLP afecta a hombres y mujeres por igual.


El TLP es conocido por los síntomas de inestabilidad en el comportamiento, el estado de ánimo, la autoestima y las relaciones. Si se sospecha que una persona tiene un trastorno límite de la personalidad, es importante buscar ayuda. Un proveedor de atención médica puede ayudar a navegar por los signos y síntomas y proporcionar un examen médico y una evaluación psicológica para obtener la ayuda necesaria.


Desorden bipolar

El trastorno bipolar es un problema de salud mental grave que hace que las personas fluctúen rápidamente entre episodios de manía (o euforia) y depresión. El embarazo, el ciclo menstrual y la menopausia pueden afectar la frecuencia y la gravedad de este ciclo.


Las mujeres y los hombres tienen la misma probabilidad de desarrollar el trastorno bipolar I. Sin embargo, las mujeres son más propensas a desarrollar el trastorno bipolar II, lo que significa que pueden experimentar ciclos más rápidos entre la manía y la depresión.


Las mujeres con trastorno bipolar tienen más probabilidades que los hombres con trastorno bipolar de desarrollar otros problemas de salud física y mental. Estos pueden incluir trastornos por uso de sustancias, depresión, enfermedad de la tiroides, obesidad y migrañas.


Si una mujer tiene trastorno bipolar, es más probable que experimente depresión severa después de dar a luz. Es importante destacar que tienen un mayor riesgo de desarrollar psicosis posparto.


Si se sospecha que una mujer está lidiando con un trastorno bipolar, es importante recibir un diagnóstico y tratamiento lo antes posible.


Edad adulta mayor: demencia

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia. Según la Asociación Estadounidense de Alzheimer, casi dos tercios de los estadounidenses que viven con la enfermedad de Alzheimer son mujeres. Esta condición es más común en personas de 65 años o más.



Para empeorar las cosas, dos tercios de las personas que cuidan a un ser querido que vive con la enfermedad de Alzheimer también son mujeres. No es raro que muchos cuidadores experimenten agotamiento. El estrés de cuidar a los demás puede contribuir a la mala salud mental y la aparición de condiciones como la depresión y la ansiedad.


Aunque no existen medicamentos que puedan curar el Alzheimer, es posible retrasar la progresión de los síntomas con el plan de tratamiento adecuado. Las mujeres y sus seres queridos deben estar atentos a la aparición de estos síntomas.


Una mirada hacia el futuro

Las diferencias en las condiciones de salud mental de las mujeres, si se toman en serio, pueden mejorar la calidad de vida de millones de mujeres en todo el mundo.


Desestigmatizar la salud mental empieza por cuidarnos a nosotros mismos y a quienes nos importan, además de iniciar y tener una voz en conversaciones sobre la salud mental.


¡Felíz día internacional de la mujer! ¡Feliz mes de la historia de la Mujer!


referencia:

mcleanhospital.com


servicios-inspira-salud-mental

Si tú o un ser querido está enfrentando problemas de salud mental, en INSPIRA te podemos ayudar. Comunícate con nosotros para coordinar una cita con uno de nuestros profesionales u obtener más información: (787) 704-0705; citas@inspirapr.com; www.inspirapr.com/citas

434 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo