BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

Los Síntomas y Diagnóstico del Trastorno Bipolar

Actualizado: may 13

Publicado por INSPIRA, 12 de mayo de 2021


El trastorno bipolar es un tipo de enfermedad mental que provoca en una persona cambios drásticos en su estado de ánimo, los niveles de energía, la línea de pensamiento y la capacidad general para funcionar a diario. Se caracteriza por períodos maníacos; en los que un individuo está extremadamente energizado y se percibe feliz o extremadamente irritable, junto con episodios significativos de depresión. También conocido como depresión maníaca.

mujer_con_sintomas_de_bipolaridad

Al igual que otras afecciones de salud mental, el trastorno bipolar afecta la capacidad de un individuo para manejar las tareas cotidianas, tales como asistir al trabajo, la escuela o incluso mantener relaciones interpersonales.


¿Qué es el trastorno bipolar?

En la vida, todos experimentamos una variedad de emociones, que varían entre alegría, tristeza, ira y miedo, pero tendemos a hacerlo en respuesta a un evento de vida pertinente. Cuando una persona experimenta de manera persistente altibajos significativos de emociones que, a su vez, interfieren con su vida, es posible que esté sufriendo de algo más grave, como el trastorno bipolar. El trastorno bipolar es mucho más común de lo que la mayoría de la gente piensa. De hecho, se estima que el 4,4% de los adultos de EE. UU. experimentarán un trastorno bipolar o un trastorno relacionado en algún momento de su vida.

Esta condición, suele aparecer durante la edad adulta, y la mayoría de los pacientes comienzan a mostrar síntomas alrededor de los 25 años de edad, según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales.


El trastorno bipolar se define por su naturaleza episódica: las personas con esta afección a menudo experimentarán períodos intermitentes de manía o hipomanía y depresión, posiblemente con una ausencia de síntomas intermedios. Estos períodos distintos se denominan episodios del estado de ánimo. Los episodios del estado de ánimo difieren mucho de los comportamientos típicos. No hay un patrón establecido de episodios. La duración y la gravedad de cada episodio también varían de una persona a otra.


Los diferentes tipos de episodios del estado de ánimo que experimentan las personas con trastorno bipolar incluyen:


  • Los episodios maníacos se definen por períodos distintos del estado de ánimo, persistentemente elevado o irritable, que duran al menos una semana. Los episodios maníacos pueden causar graves deficiencias sociales u ocupacionales cuando son graves. La edad promedio para que las personas con trastorno bipolar experimenten su primer episodio maníaco es de 18 años, pero un primer episodio maníaco puede ocurrir en cualquier momento desde la infancia hasta la edad adulta.

  • Los episodios hipomaníacos también se definen por períodos distintos del estado de ánimo, persistentemente elevados o irritables, pero los episodios hipomaníacos duran al menos cuatro días consecutivos y se presentan durante la mayor parte de las horas del día o casi todos los días. Hipo significa "bajo" y se usa en hipomanía porque este estado de ánimo es bajo o menos maníaco que la manía. A diferencia de la manía, estos episodios no son lo suficientemente graves como para llevar a la hospitalización o deteriorar significativamente el funcionamiento social u ocupacional de la personal.

  • Los episodios depresivos mayores son períodos de depresión emocional y de energía que persisten durante al menos dos semanas. Los síntomas típicos incluyen una mezcla de sentimientos intensos y severos de desesperación, desesperanza, tristeza e inutilidad o culpa; cambios en el apetito, alteraciones del sueño, comportamientos agitados; pensamientos frecuentes de muerte o suicidio; y dificultades para tomar decisiones y concentrarse

  • Los episodios mixtos (o estados afectivos mixtos) son períodos en los que la manía y la depresión ocurren al mismo tiempo. Por ejemplo, durante un episodio mixto, alguien puede experimentar al mismo tiempo la agitación o inquietud extrema, asociada con la manía, y el pensamiento suicida mejor atribuido a la depresión.

homre_con_sintomas_de_depresión

Tipos

Hay tres tipos principales de trastorno bipolar y los tres involucran muchos de los mismos síntomas, que involucran cambios de humor y fluctuaciones en los niveles de energía y actividad. A continuación, te presentamos cada tipo y en qué se diferencian:


Trastorno bipolar I

Este es el tipo más conocido de trastorno bipolar y se define por episodios maníacos graves que duran al menos una semana. Los episodios maníacos pueden ser lo suficientemente graves como para requerir hospitalización. Lo mismo suele suceder con los episodios depresivos, deben estar presentes durante al menos un período de dos semanas para poder realizar este diagnóstico.


Trastorno bipolar II

Este tipo de trastorno bipolar se define por episodios depresivos e hipomaníacos. Los episodios de hipomanía tienen características de manía, pero no son tan intensos como los episodios maníacos que se observan en el trastorno bipolar I.


Trastorno ciclotímico

También conocido como ciclotimia, este tipo de trastorno bipolar se caracteriza por períodos de síntomas hipomaníacos que se alternan con síntomas depresivos durante un período que dura más de dos años. La característica clave de este tipo de trastorno bipolar es que los síntomas tanto altos como bajos no cumplen con los requisitos de diagnóstico para ser considerados un verdadero episodio de hipomanía o depresión mayor.


Síntomas

Estos son los signos y síntomas más comunes asociados con un episodio maníaco de trastorno bipolar, según los Institutos Nacionales de Salud Mental (NIMH):

  • Sentirse "drogado" o "eufórico"

  • Sentirse irritable o susceptible

  • Sentirse "nervioso" o "conectado"

  • Sentirse menos cansado o con menos necesidad de dormir.

  • Disminucion del apetito

  • Hablar muy rápido sobre varios temas diferentes.

  • Sintiendo como si tu mente estuviera corriendo

  • Pensando que uno puede administrar múltiples tareas a la vez

  • Darse el capricho de comportamientos riesgosos que muestren falta de juicio

  • Sentirse inusualmente importante, talentoso o poderoso

Estos son los signos y síntomas más comunes asociados con un episodio depresivo de trastorno bipolar, según el NIMH:

  • Sentirse muy triste, "deprimido", vacío, preocupado o desesperado

  • Sensación de lentitud o inquietud.

  • Tener dificultad para conciliar el sueño o dormir demasiado.

  • Despertarse demasiado temprano en la mañana

  • Experimentar aumento de apetito y aumento de peso

  • Hablar muy despacio y sentir que no tienes nada que decir.

  • Sentirse olvidadizo

  • Tener dificultad para concentrarse o tomar decisiones.

  • Sentirse incapaz de realizar incluso tareas simples.

  • Tener poco interés en las cosas que solían traerle alegría.

  • Tener pensamientos suicidas o pensar en la muerte.

mujer_acostada_en_la_cama_con_su_hija

Causas

Si bien los científicos todavía están buscando las causas del trastorno bipolar, las investigaciones han demostrado que ciertos factores pueden influir:


  • Genética: si tus padres o uno de tus hermanos sufre de trastorno bipolar, tienes un mayor riesgo de desarrollar también el trastorno. Sin embargo, es importante señalar que la mayoría de las personas con un pariente cercano que padece la enfermedad no la desarrollan.

  • Estrés: en ciertos casos, un evento estresante, como perder a un ser querido, afrontar una enfermedad grave, divorciarse o luchar con las finanzas, puede desencadenar un episodio de trastorno bipolar, ya sea maníaco o depresivo.

  • Estructura cerebral: si bien el trastorno bipolar no se puede diagnosticar solo con un escáner cerebral, algunas investigaciones sugieren que existen diferencias en el tamaño promedio o la activación de algunas de las estructuras cerebrales en pacientes que padecen de trastorno bipolar


Diagnóstico

Para llegar a un diagnóstico, es probable que su proveedor de atención médica comience por realizar un examen físico y ciertas pruebas de laboratorio. Aunque el trastorno bipolar no se puede ver en un análisis de sangre o mediante una gammografía corporal, estas pruebas pueden ayudar a su proveedor de atención médica a descartar otras afecciones que pueden tener características similares, incluida la enfermedad de la tiroides. Es probable que su proveedor de atención médica lo derive a un profesional de la salud mental, como un psicólogo o psiquiatra, que utilizará el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM) para determinar su diagnóstico y qué tipo de trastorno bipolar podría estar sufriendo según en sus síntomas. Para ser diagnosticado con un episodio maníaco, debe haber experimentado los síntomas asociados durante al menos una semana o haber sido hospitalizado por ellos. Para ser diagnosticado con un episodio depresivo mayor, debe haber experimentado los síntomas durante al menos dos semanas completas.


Tratamiento

Hay varias formas en que los profesionales de la salud mental eligen para tratar el trastorno bipolar, y lo que podría ser adecuado para alguien puede no necesariamente funcionar para tí.


Psicoterapia

También conocida como terapia de conversación, este tipo de tratamiento implica hablar con un profesional de la salud mental sobre sus síntomas y lo que está experimentando. Los tipos de psicoterapia incluyen la terapia cognitivo-conductual (TCC), la terapia centrada en la familia, la terapia del ritmo social e interpersonal (IPSRT) y la psicoeducación.


Medicamentos

La enfermedad bipolar generalmente requiere que un profesional de la salud mental le recete ciertos medicamentos para ayudarlo a controlar sus síntomas, como estabilizadores del estado de ánimo (como el litio), medicamentos antipsicóticos, ansiolíticos y, aunque menos comunes, antidepresivos.


Programas de hospitalización y tratamiento diurno

Durante períodos de síntomas más extremos o si existen problemas de seguridad, puede ser necesaria la hospitalización. Si no se requiere la hospitalización como paciente, su profesional de la salud puede recomendarle que asista a un programa de tratamiento diurno, como lo es el programa parcial de INSPIRA, diseñado específicamente para brindarle el apoyo y el asesoramiento intensivo que necesita para hacerle frente a su afección.


hombre_concientizando_a_su_pareja

Si eres diagnosticado(a) con el trastorno bipolaro, no tienes por qué sentirte solo(a) mientras navegas tu vida.

Aquí hay algunas formas prácticas para afrontarlo:

Se paciente. Sepa que tomará tiempo para que tus síntomas se disipen y para que comiences a sentirte más como antes. Sin embargo, con un plan de tratamiento consistente, puedes experimentar mejoras significativas en tus síntomas.


Mantenga la comunicación con su proveedor de atención médica. Durante el tratamiento, es vital que se mantenga en estrecho contacto con su proveedor de atención médica, ya que es posible que tu plan de tratamiento deba modificarse con el tiempo.


Toma tu medicamento según las instrucciones. Si estás en un plan de tratamiento que implica tomar medicamentos, es importante que sigas todos las instrucciones con respecto a la dosis recomendada por tu proveedor de atención médica. Si sientes la necesidad de cambiar o parar tu medicación, por cualquier razón, habla primero con tu médico.


Sepa cuándo buscar ayuda de emergencia. Si crees que puedes estar en condiciones de hacerte daño a tí o a otra persona, llama inmediatamente al 911 o comunícate con un centro de ayuda para la salud mental.


Te podemos ayudar

En INSPIRA contamos con psicólogos y psiquiatras, especialistas en condiciones de salud mental.

flyer_informativo_servicios_inspira_salud_mental

Para citas o información

(787) 704-0705

citas@inspirapr.com

www.inspirapr.com/citas


Horario servicio al cliente: lunes a viernes de 8am-5pm

1,175 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo