BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

6 pasos para dejar una relación tóxica

Publicado por INSPIRA, 13 de junio de 2022


Una buena relación puede elevar tu vida de la manera que jamás pensaste que fuera posible. Una mala puede dejarte desconsolado(a), deprimido(a) y apático(a). Las relaciones tóxicas son más comunes de lo que piensas, y sus efectos a menudo pueden ser paralizantes.



Estas relaciones enfermizas a menudo son desconcertantes para las personas de afuera. Seguramente, si alguien te hace sentir miserable o te maltrata física o emocionalmente , la decisión obvia es dejarlo, ¿verdad? La realidad suele ser más complicada debido a muchos factores, incluidas las finanzas, los niños y las emociones.


¿Qué es una relación tóxica?

Una relación tóxica es dañina. Si bien algunos signos de una relación tóxica son más obvios, como el abuso físico, la infidelidad repetida y el comportamiento sexual inapropiado, otras pueden ser más difíciles de detectar. Puede implicar un comportamiento irrespetuoso, deshonesto o controlador. Por ejemplo, tu pareja te corta con frecuencia cuando hablar. Como resultado, tu salud mental puede comenzar a sufrir.


Abuso y Violencia Doméstica

Si bien una relación no tiene que involucrar abuso para que se considere tóxica, todas las relaciones abusivas son tóxicas. El abuso puede manifestarse de diferentes maneras, incluyendo emocional, verbal, económica , sexual y física .


Los signos de una relación abusiva pueden aparecer en forma de violencia física o sexual, insultos, humillaciones o amenazas. Estos tipos de relaciones se caracterizan típicamente por comportamientos posesivos y controladores. Si estás experimentando algún tipo de abuso, sepa que no mereces vivir de esa manera y busca apoyo de inmediato.


Por qué es difícil irse

Las personas se atan a patrones de relación de los que pueden ser difícil salir. Algunos pueden sentirse atrapados económicamente o preocuparse por sus hijos(as). Según la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica en los Estados Unidos, en las relaciones abusivas, las víctimas hacen un promedio de siete intentos de terminar la relación antes de hacerlo. Estas son las razones por las que a las personas les resulta difícil salir de una relación tóxica:

  • Miedo: en las relaciones abusivas, es probable que uno de los miembros de la pareja sea extremadamente manipulador(a) con el otro. Con frecuencia, esto implica hacer amenazas físicas, emocionales o financieras si la otra persona habla de irse. Como resultado, la víctima puede tener miedo de dejar a su pareja.

  • Niños: Para las parejas que tienen hijos juntos, puede ser muy difícil irse debido al impacto negativo percibido en los niños. También puede haber preocupaciones sobre la custodia.

  • Amor: Puede haber sentimientos persistentes de amor que mantienen a alguien en una relación.

  • Finanzas: si un socio depende económicamente del otro, eso podría complicar la logística involucrada en la partida.

  • Vergüenza: muchas personas ocultan la naturaleza de sus relaciones a sus amigos, familiares y conocidos. Como resultado, sufren en silencio porque les da vergüenza pedir ayuda a alguien. Pueden recurrir a las drogas o al alcohol en busca de consuelo, lo que empeora la relación.

  • Codependencia: puede ser difícil liberarse de una dinámica de relación desequilibrada en la que una pareja da constantemente y la otra toma, como en las relaciones codependientes.

Si has estado en una relación tóxica durante mucho tiempo, puede ser difícil ver una salida. Incluso puedes llegar a creer que tú eres la real causa del problema. Sentirse de esta manera es un fenómeno común, ya que el dominante de la relación suele ser un experto en la manipulación, lo que te deja cuestionando la realidad.


Además, pueden surgir más complicaciones si tu pareja tiene un trastorno de personalidad narcisista (NPD, por sus siglas en inglés), que es un trastorno de personalidad caracterizado por tener un sentido exagerado de autoimportancia y falta de empatía.


Un estudio de 2019 de SAGE Open sugiere que los estallidos agresivos de parejas narcisistas se debieron al miedo al abandono en la relación. Esto podría hacer que un individuo narcisista arremeta o intente evitar que su pareja se vaya, por ejemplo, a través de la manipulación haciéndose la víctima.


6 pasos para dejar una relación tóxica

Terminar una mala relación puede ser realmente complicado. Aquí te compartimos algunas cosas que puedes hacer para facilitar el proceso según nuestros expertos en salud mental:

  1. Crea una red de apoyo y seguridad: si estás pensando en dejar a tu pareja, haz un plan sobre cómo vas a lidiar con la transición. ¿Dónde te quedarás? ¿Qué posesiones tendrás que llevar contigo? No hagas esto al azar. Este proceso debe estar bien pensado.

  2. Fíjate la meta de ser independiente: Si no tienes una carrera o una forma de sustentarte, es hora de comenzar a labrar ese camino. Ir a la escuela, obtener capacitación, comenzar un trabajo (incluso un trabajo de bajo nivel o de medio tiempo). Tu independencia financiera es uno de los principales caminos hacia la libertad.

  3. Haselo saber a alguien: No más secretos. Confía en un familiar o amigo para que te ayude con el proceso. Si te sientes amenazado(a), infórmale a las autoridades locales que vas a necesitar ayuda.

  4. Busca ayuda profesional: Salir y recuperarte de una relación tóxica requerirá esfuerzo y tiempo. Comunícate con grupos de apoyo o consejeros que tengan experiencia en problemas de relaciones. Un terapeuta puede ser un gran recurso imparcial para guiarte y responsabilizarte por crear y alcanzar tus metas. También es necesario contar con un abogado con experiencia en derecho de familia si estás saliendo de un matrimonio.

  5. Deja de hablar con tu pareja: las personas tóxicas son muy astutas y pueden usar el chantaje emocional para atraerte de nuevo. Cuando tomes la decisión de dejar a tu pareja, detén cualquier forma de comunicación con él/ella a menos que tenga hijos y necesite ser co-padre. En este caso, solo comunicate con él/ella acerca de los niños. Si necesita presentar una orden de restricción, házlo.

  6. Consiéntete: ser parte de una relación tóxica es extremadamente perjudicial para tu autoestima y tu salud mental. Puede tomarte algún tiempo antes de que estés listo(a) para ser parte de otra relación. No apresures esto. Toma tiempo para ti mismo(a). Para ayudarte a recuperarte, tómate un tiempo para los pasatiempos. Comienza a trabajar en un proyecto favorito o en tu propio negocio. Haz ese viaje que siempre has querido hacer.

Estar en una relación tóxica no solo es extremadamente difícil, sino que también podrías sentirte atrapado(a) en ella. Sin embargo, mereces ser feliz y deshacerte del daño y la negatividad que te está causando. Dejar una relación enfermiza y tóxica, en ocasiones, puede parecer casi imposible, no obstante es un paso valiente el que darás.


Si quieres volver a encontrar la felicidad y la comodidad en tu vida, tienes que dar el salto. No dejes que esta experiencia sabotee tu búsqueda de alegría. Hay gente buena con la que te puedes relacionar y emprender una nueva vida. Si tienes problemas para sobrellevar la situación o necesitas ayuda para establecer límites, asegúrate de comunicarte con un profesional de la salud mental.



En INSPIRA te podemos ayudar. Para citas o información: (787) 704-0705; citas@inspirapr.com; www.inspirapr.com/citas



1080 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo