BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

5 Verdades Sobre el Descanso Que te Ayudarán a Sentirte Renovado(a).

Actualizado: 28 de dic de 2020

Por INSPIRA, 11 de diciembre de 2020


¿Cuándo fue la última vez que realmente te sentiste descansado? A veces podemos caer en el engaño de pensar que el exceso de trabajo es un medio eficaz para que podemos lograr cualquier objetivo y ser productivos. Nada más falso que eso.


Incluso, se ha demostrado que un trabajador fatigado rinde menos y está en riesgo de generar síntomas de Depresión, pérdida de memoria y concentración, dificultad para dormir, dolores musculares y problemas digestivos, entre otras condiciones.


Sin embargo, lo que necesitamos ahora más que nunca es reevaluar nuestro concepto de éxito, integrando el descanso en nuestra rutina diaria.

El descanso, según nuestros expertos, no es lo mismo que dormir. Es más bien un acto consciente que se podría definir como algo intencionado, temporal, reparador y relajante.


Nuestra obsesión por mantenernos ocupados está erosionando nuestras oportunidades de descanso. Estar ocupado se ha convertido en una insignia de honor que llevamos con orgullo aun cuando esto está teniendo un impacto grave en nuestro estado emocional. Pero el problema de estar ocupado es que se está asociado con el estatus: "si me mantengo ocupado seré valorado por lo demás."


Un estudio reciente , en el cual se entrevistaron a 18,000 personas en 135 países sobre sus hábitos de descanso, se pintó una imagen fascinante de nuestra necesidad colectiva de relajación, así como la forma en la que nos resistimos a ello (con un 9% de las personas sintiéndose culpable al descansar)


Aquí repasamos 5 conclusiones de esa investigación sobre el impacto cognitivo-emocional del descanso y la mejor forma de acceder a ello.


1. El descanso suele ser algo que hacemos mejor por nuestra cuenta:

Aunque tradicionalmente asociamos el tiempo de inactividad con pasar tiempo con los demás se descubrió que las personas se sienten más relajadas cuando realizan actividades solos, tales como: bañarse o leer. Esto nos puede parecer extraño, cuando lo más que todos extrañamos en este momento bajo encierro es reunirnos con otras personas; pero tiene sentido cuando se piensa en la dedicación mental que demandan nuestros amigos y familiares en tiempos normales.


2. El descanso significa diferentes cosas para diferentes personas:

El descanso nunca debe ser forzado. Por ejemplo, si te imponen una actividad de descanso, no te sentirás relajado de la manera que deberías: lo que explica por qué muchas personas se sienten a veces que no se pueden relajar. En un línea similar, durante la pandemia, es posible, que algunos de nosotros no sentimos presionados a participar en actividades de “descanso” como hornear pan en nuestras casas o aprender otro idioma. Pero, aunque para muchas personas hornear y aprender nuevas habilidades resulta ser extremadamente relajante, esta actividad no contará como un descanso a menos que realmente lo sientas así. Otro buen ejemplo es simplemente no hacer nada. Si bien esto se clasificó como una forma de relajación en la prueba de descanso, depende de tí realmente elegir que le permite relajar su mente y sentirse descansado.


3. Encuentra tu receta ideal para descansar durante el día:

Si bien es posible que no siempre encuentres tiempo para un descanso prolongado podrías hacer cualquier cosa, por tan solo unos minutos, que te permitan recargar tu energía durante el día. Cuanto más tiempo, mejor, en realidad, pero incluso un fragmento de tiempo de descanso (e.g. para estirarte) cargará tu capacidad mental y te hará sentir mejor y, como resultado, más productivo. La calidad del trabajo probablemente sería mejor si pudiéramos todos tomarnos un respiro de antemano, antes de completar cualquier proyecto.


4. Salir a caminar podría ayudarte a entrar en un hábito de descanso:

Si eres una persona muy ocupada o impaciente nuestros expertos recomiendan que agregues a tu rutina diaria unos minutos para salir a caminar. No tiene que ser en un parque, puede incluso ser alrededor de tu casa. Cualquier cosa que te ayude a ver el panorama general y quitarte las perspectiva. Un nuevo estudio de US San Francisco y Trinity College Dublin descubrió que solo 15 minutos de caminatas al día pueden impulsar notablemente nuestras emociones.


5. La lecturas y los cuentos antes de dormir son excelentes para relajarte:

No tenemos la costumbre de interrumpir nuestro día de trabajo para leer algunos capítulos de nuestro libro favorito, pero podríamos estar mejor si lo hiciéramos. La lectura se clasificó como la actividad número uno más relajante en la prueba de descanso de 18.000 personas. Y es que la lectura puede ser un buen punto de partida para divagar y soñar despierto. Te permite pensar en la vida de otras personas y alejarte de la tuya por completo; poniéndole fin a esos pensamientos que podrían estar dando vueltas y vueltas en tu cabeza.


Dado a que el descanso se trata en parte de darte permiso para escapar y relajarte sin sentirte culpable, también es una buena idea separar tu tiempo de trabajo y el de descanso. Especialmente dado a que muchos de nosotros estamos ahora difuminando esos límites trabajando desde la casa.


Por último, su bien el descanso no es lo mismo que dormir, uno puede influir en el otro, por lo tanto, si tienes dificultad para relajarte antes de acostarte es buena idea que hables con tu médico o profesional de la salud mental. Es posible que estés enfrentándote a un situación que podría estar teniendo un impacto significativo en tu estado emocional.


En INSPIRA contamos con psicólogos y psiquiatras, altamente capacitados para manejar todo síntoma emocional y niveles de severidad.

Para citas o información:

(787) 704-0705

citas@inspirapr.com

www.inspirapr.com/citas


Horario: lunes a viernes de 8:00am-4:30pm

580 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo