top of page

BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • Foto del escritorINSPIRA: Salud Mental

¿Por qué la gente se suicida?

Publicado por INSPIRA, 21 de septiembre de 2021


Puede resultar difícil imaginar qué lleva a alguien a suicidarse. Es posible que no hayan señales de advertencia claras de sus pensamientos suicidas y, si la persona era un amigo o familiar, es posible que se pregunte qué pistas se le pueden haber pasado por alto.


¿Por qué la gente se suicida?

Si alguna vez te has preguntado: "¿Por qué la gente se suicida?", es importante saber que, a menudo, muchos factores se combinan para llevar a una persona a la decisión de quitarse la vida. Aquí hay varios factores a considerar.

por que la gente se suicida

Enfermedad mental

La condición de salud mental más común detrás de la decisión de una persona de suicidarse es la depresión severa . La depresión puede hacer que las personas sientan altos niveles de dolor emocional y pérdida de esperanza, lo que las hace incapaces de ver otra forma de encontrar alivio que no sea terminar con su propia vida.


Otras enfermedades mentales que pueden aumentar el riesgo de suicidio incluyen: 1

Estrés traumático

Las personas que han tenido una experiencia traumática como abuso sexual infantil, violación, abuso físico o trauma de guerra (e.g. veteranos) tienen un mayor riesgo de suicidio, incluso muchos años después de que haya ocurrido el trauma. Este riesgo es especialmente alto para los hombres que han pasado por un acontecimiento traumático en su vida.


Ser diagnosticado con trastorno de estrés postraumático (PSTD) o soportar múltiples eventos traumáticos aumenta más el riesgo. Esto se debe en parte a que la depresión es común después de un trauma y entre personas con trastorno de estrés postraumático, lo que provoca sentimientos de impotencia y desesperanza que pueden conducir al suicidio.


Uso de sustancias e impulsividad

Las drogas y el alcohol también pueden influir en alguien que tiene sentimientos suicidas, haciéndolo más impulsivo y, por lo tanto, más propenso a actuar según sus impulsos que si estuviera sobrio. La pérdida de empleo o relación amorosa, relacionada con el uso y abuso de sustancias, también puede contribuir a la decisión de una persona de suicidarse.


Las tasas de trastorno por consumo de sustancias y trastorno por consumo de alcohol también son más altas entre las personas con depresión y otros trastornos psicológicos. Si los juntamos, los riesgos aumentarán.


Pérdida o miedo a perder

Una persona puede decidir quitarse la vida cuando enfrenta una pérdida o el miedo a una pérdida. Estas situaciones pueden incluir:

  • Fracaso academico

  • Ser arrestado o encarcelado

  • Acoso (incluido el ciberacoso), vergüenza o humillación

  • Problemas financieros

  • Fin de una amistad cercana o relación romántica.

  • Perdida de trabajo

  • Pérdida de aceptación por parte de amigos o familiares debido a la orientación sexual.

  • Pérdida de estatus social


Desesperación

En muchos estudios se ha descubierto que la desesperanza, ya sea a corto plazo o largo plazo, contribuye a la ideación suicida. Y cuanto mayor sea el grado de desesperanza de la persona, mayor será la letalidad de su intento de suicidio.


La persona puede estar enfrentando un desafío social o físico y no ve forma de que la situación pueda mejorar. Si bien para un observador externo puede parecer obvio que las cosas mejorarán, es posible que las personas con depresión no puedan reconocerlo debido al pesimismo y la desesperación que acompañan a esta enfermedad.


Dolor crónico y enfermedad

Si una persona tiene dolor o enfermedad crónica sin esperanza de cura o alivio del sufrimiento, el suicidio puede parecer una forma de recuperar la dignidad o el control de su vida. En algunos estados, el suicidio asistido ha sido legalizado o despenalizado por este mismo motivo.


Según un estudio del American Journal of Preventative Medicine, las siguientes condiciones de salud se asociaron con un mayor riesgo de suicidio:

  • Asma

  • Dolor de espalda

  • Daño cerebral

  • Cáncer

  • Insuficiencia cardíaca congestiva

  • Diabetes

  • Epilepsia

  • VIH/SIDA

  • Cardiopatía

  • Hipertensión

  • Migraña

  • enfermedad de Parkinson

El dolor crónico también puede provocar ansiedad y depresión, lo que puede aumentar el riesgo de suicidio. Según las investigaciones, más de la mitad de las personas que viven con dolor crónico tienen síntomas importantes de depresión y ansiedad.


Sentirse como una carga para los demás

Una persona con dolor crónico o una enfermedad terminal puede sentirse como una carga para los demás. Es posible que les preocupe ser una carga para sus seres queridos al pedir transporte para ir a una cita médica, ayuda con las tareas del hogar o asistencia para pagar las facturas del hospital.


Sentirse como una carga a menudo se manifiesta en alguna forma de pensar "el mundo sería mejor sin mí". Este tipo de retórica es una de las explicaciones más comunes del comportamiento suicida según la teoría interpersonal del suicidio.


Aislamiento social

Una persona puede aislarse socialmente por muchas razones, incluida la pérdida de amigos o de su cónyuge, una separación o un divorcio, una enfermedad física o mental, ansiedad social, jubilación o un traslado a una nueva ubicación. También puede deberse a factores internos como la baja autoestima.


El aislamiento social puede aumentar los pensamientos y comportamientos suicidas de una persona y es uno de los principales factores de riesgo correlacionados con resultados suicidas. El aislamiento social también puede conducir a otros factores de riesgo de suicidio, como la soledad, la depresión y el abuso de alcohol o drogas.


Pedir Ayuda

A veces las personas intentan suicidarse no tanto porque realmente quieran morir, sino porque simplemente no saben cómo conseguir ayuda. Comportamientos suicidas sin intención de suicidarse se conoce como parasuicidio. En casos como estos, los intentos de suicidio se convierten en una forma de demostrarle al mundo cuánto duelen.


Desafortunadamente, los gritos de ayuda de una persona a veces resultan fatales si juzgan mal la letalidad del método elegido. Las personas que hacen un intento fallido también corren un riesgo mucho mayor de volver a intentarlo, y es mucho más probable que sus intentos posteriores sean letales.


Suicidio accidental

Algunas situaciones que parecen suicidio pueden ser en realidad una muerte accidental. Tendencias virales riesgosas como el juego de la asfixia (también conocido como “desmayo”, “flauta” y “mono espacial”) donde los adolescentes se estrangulan para lograr una sensación de euforia y la asfixia autoerótica son ejemplos de suicidios por asfixia. Sobredosis no intencionadas Los disparos de armas de fuego y los envenenamientos también pueden provocar un suicidio accidental.


servicios salud mental inspira

Quizás nunca se sepa por qué una persona se suicidó. Si bien podría haber parecido que tenían todo por qué vivir, es posible que no lo sintieran así.


Si estás luchando con la pérdida de alguien por suicidio, un profesional de salud mental puede ayudarte y trabajar contigo para identificar formas de superar el dolor, lo que te permitira avanzar mental y emocionalmente.

945 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page