top of page

BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • Foto del escritorINSPIRA: Salud Mental

Carta a una mujer maravillosa que ha sufrido ansiedad o depresión

Actualizado: 14 ago 2023

Publicado por INSPIRA, 14 de marzo de 2023


En la actualidad, la sociedad ha impuesto los roles que las mujeres deben “seguir” por etapas; nacemos y somos hijas, somos niñas, somos jóvenes estudiantes, somos adultas y somos madres o amas de casa… lo cierto es que no necesitamos un título para ser MUJERES MARAVILLOSAS.



Nosotras, como mujeres, lo que necesitamos es un proyecto de vida propio que no esté en función de las personas que nos rodean porque nosotras valemos por nosotras mismas.


No solo existimos únicamente como “hija de…”, “mujer de…” o “madre de…” sino tenemos motivaciones, deseos propios, tiempo para relacionarnos y tomar decisiones propias de nuestra vida.


En la sociedad, recaen nuevas y múltiples demandas sociales sobre las mujeres. Tenemos que destacarnos en los estudios y en la vida laboral, pero sin dejar de satisfacer las anteriores expectativas: ser “atractivas”, ser buenas esposas, perfectas madres y amas de casa. Es el estereotipo de una “mujer moderna”. Por eso, nos estresamos ante tanta demanda imposible de alcanzar.


A pesar de esta sobrecarga, tenemos una mayor autonomía que nos ayuda a negociar el reparto de trabajo en el hogar y a vivir relaciones más igualitarias.


Factores socioculturales que contribuyen a la ansiedad y depresión de la mujer

Hablando con nuestros profesionales pudimos identificar para ti información valiosa sobre la ansiedad y la depresión, y también algunos tips que te pueden servir de apoyo si en algún momento estás pasando por esto. Hablemos…


Principalmente es importante que sepas que la tristeza es una reacción normal ante los momentos difíciles de la vida. Pero por lo general, la tristeza desaparece después de poco tiempo. La depresión es diferente: es un trastorno del estado de ánimo que puede causar síntomas graves que afectan la forma en cómo nos sentimos, pensamos y hasta cómo llevamos a cabo las actividades diarias, tales como dormir, comer o trabajar.


La depresión es más común en las mujeres que en los hombres. Esto, debido a ciertos factores biológicos, hormonales y sociales que son exclusivos del género. La ansiedad a su vez puede presentarse en forma de miedo o preocupación, pero también puede hacer que nos sintamos irritables y enfadados. Los síntomas de la ansiedad pueden incluir problemas para dormir, además de síntomas físicos como fatiga, dolores de cabeza o dolor de estómago.


Ciertos tipos de depresiones y ansiedades pueden ocurrir durante las diferentes etapas de la vida de la mujer; entre ellas está:


1. Trastorno disfórico premenstrual

El síndrome premenstrual se refiere al mal humor y la irritabilidad en las semanas anteriores a la menstruación, el cual es bastante frecuente en mujeres. Pero hay una forma menos común y más grave del síndrome premenstrual llamada trastorno disfórico premenstrual. Este trastorno es una afección grave con síntomas incapacitantes como irritabilidad, enojo, depresión, tristeza, pensamientos suicidas, cambios en el apetito, hinchazón, sensibilidad en los senos y dolor en las articulaciones o los músculos.


2. Depresión perinatal

Estar embarazada no es fácil. A menudo, las mujeres embarazadas deben lidiar con náuseas, aumento de peso y cambios en el estado de ánimo. Cuidar a un recién nacido también es todo un desafío. Muchas madres nuevas experimentan la tristeza posparto, un término usado para describir cambios leves en el estado de ánimo, así como sentimientos de preocupación, infelicidad y agotamiento que muchas mujeres experimentan.


La depresión perinatal es un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres durante el embarazo y después del parto, y es mucho más grave que “la tristeza posparto". La palabra "perinatal" se refiere al período de tiempo antes y después del nacimiento de un bebé.


La depresión perinatal incluye aquella que comienza durante el embarazo (llamada depresión prenatal) y la que comienza después del nacimiento del bebé (llamada depresión posparto). Las madres con depresión perinatal experimentan sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y fatiga que puedan dificultarles llevar a cabo sus tareas diarias, incluyendo el autocuidado y el cuidado de su recién nacido.


3. Depresión perimenopáusica

Aunque la perimenopausia (la transición a la menopausia) es una fase normal en la vida de una mujer, a veces puede ser un reto. Si estás pasando por la perimenopausia, puedes experimentar períodos irregulares, problemas para dormir y cambios de humor. Aunque estos síntomas son comunes, sentirse deprimida no lo es. Si tienes problemas de irritabilidad, ansiedad o tristeza, disminución o pérdida de placer, en el período de la transición a la menopausia, es posible que tengas depresión perimenopáusica.


4. Desigualdad estructural del género

Con frecuencia, los hombres no comparten la responsabilidad del trabajo doméstico y la educación de las hijas e hijos, por lo que nos vemos obligadas a realizar una doble jornada, una en el trabajo y otra en casa.


Las mujeres que tenemos un empleo solemos valorarlo como algo positivo para nuestra salud, ya que nos puede facilitar relacionarnos y ser más independientes económicamente. Sin embargo, hay puestos que solamente nos aportan la retribución económica y pueden traer consigo mayor cansancio y tensión.


En muchas ocasiones, en nuestra profesión u oficio, nos sentimos tratadas de forma diferente a la de nuestros compañeros. A veces, sufrimos discriminaciones cotidianas durante la jornada laboral. Otras veces, la discriminación se traduce en cobrar sueldos inferiores por el mismo trabajo, así como tener más dificultades y exigencias para ascender de puesto.


Recuerda: Los roles estereotipados de la sociedad como mujer no te definen. Tu eres valiosa por quien eres y por quien quieres ser.


VALES Y BRILLAS POR LUZ PROPIA.


Tips para la ansiedad y depresión:

  1. Relacionarnos con personas que nos hacen sentir bien, que nos apoyan y nos quieren, y con las que podemos compartir alegrías, proyectos, sueños y divertirnos, además de ser uno de los placeres más bonitos de la vida, nos ayuda a mantener nuestra salud mental.

  2. En los momentos de crisis, problemas y dificultades, el apoyo y la compañía de nuestras amigas supone una gran ayuda. También el participar en actividades comunitarias.

  3. Poner un horario de trabajo nos permite tener tiempo para realizar actividades, formarnos, relacionarnos y divertirnos.

  4. Compartir responsabilidades del hogar con la pareja e involucrar a nuestros hijos mayores en los quehaceres del a diario nos ayuda a alivianar la carga.

  5. Si nos sentimos sobrecargadas cuando tengamos que cuidar de alguna persona de la familia (hijo/hija, pareja o persona mayor enferma) debemos plantearnos el buscar ayuda.

La ansiedad o depresión puede afectar a cada mujer de forma diferente.


Algunas mujeres presentan sólo algunos síntomas, mientras que otras presentan la gran mayoría. La gravedad y la frecuencia de estos, así como su duración, varían por persona. Si crees que tu salud mental se está viendo afectada, considera hablar con un psicólogo o psiquiatra.


918 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page