BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

Bienestar y Salud- 22 Hábitos para Lograrlo

Publicado por INSPIRA, 13 de enero de 2022


El cuidado personal no te resolverá todos los problemas, pero estas actividades fáciles y rápidas traerán algo de felicidad a tus días.



Otro año llegó a su fin, y los efectos persistentes de la actual pandemia de Covid-19 sin duda ha cobrado un precio colectivo en nuestra salud mental. No hay forma de saber qué nos depara el 2022, ni el cuidado personal puede borrar el duelo, el trauma u otros desafíos que hayamos soportado en los últimos 12 meses. Pero a medida que miramos hacia el nuevo año, podemos adoptar nuevos hábitos saludables para ayudar a mejorar gradualmente nuestros días, aunque solo sea por un momento.


A veces, eso es más que suficiente.


A continuación te damos 22 consejos de nuestros expertos en salud mental para probar en el nuevo año y alcanzar mayor bienestar:


22 hábitos para la felicidad y salud mental


1. Comienza un diario de gratitud: Esto solo tomará unos minutos. Registrar las cosas positivas de tu día, ya sean logros importantes o placeres simples, puede reducir el estrés, mejorar el sueño e incluso fomentar mejores relaciones al desarrollar un sentido de empatía. No hay una forma correcta o incorrecta de escribir un diario, pero nuestros expertos recomiendan que esto se convierta en un ejercicio del a diario.


2. Toma cinco respiraciones profundas: El estrés tiene muchas manifestaciones físicas. Esto puede incluir: dolor de cabeza, dolores de estómago u otros problemas digestivos. Al cambiar tu patrón de respiración, puedes engañar a tu cerebro para que suprima su sistema nervioso simpático de lucha o huida y aumente su actividad parasimpática, de descanse y digiera. Esto no solo te hará sentir más tranquilo, sino que también te ayudará a digerir mejor tu comida.


3. Manten una buena iluminación en tu escritorio o espacio de trabajo: .La exposición a la luz solar, especialmente a primera hora de la mañana, ayuda a mantener tu reloj corporal en tiempo. Dado a que la mayoría de nosotros trabajamos en el interior, una lámpara o buena iluminación cumple con el propósito y te brinda un buen impulso de energía y estado de ánimo.


4. Bebe agua: Nuestros cuerpos están compuestos por un 60 % de agua, pero hasta un 75 % de nosotros estamos crónicamente deshidratados. Beber suficiente agua todos los días ayuda a mejorar tu estado de ánimo. El agua es nuestra esencia y lo que necesitamos para que nuestros micronutrientes y alto funcionamiento de nuestro cuerpo y mente.


5. Ponle nombre a lo que estás experimentando: "Primero hay que nombrarlo para domarlo" es una frase acuñada por Dan Siegel, profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Los Ángeles de la Universidad de California, y es utilizada a menudo por otros expertos en salud mental. Si experimentamos una oleada de angustia o ansiedad, la investigación ha demostrado que simplemente etiquetar verbalmente nuestras emociones negativas puede reducir el estrés hasta en un 50 %.


6. Convierte tu rutina de cuidado de la piel en momentos de autocuidado: Uno de los rituales de cuidado personal más comunies es el cuidado de la piel. Esto es cierto tanto para los hombres como para las mujeres. Una de las formas más fáciles de hacer esto es usar una mascarilla una vez a la semana. Mientras esperas que los ingredientes activos penetren en la piel, encienda una vela, pon tu música relajante favorita, lee un libro o recuéstate por unos minutos y deja que tu cuerpo se nutra.


7. Pasa tiempo al aire libre: Pasar tiempo al aire libre, en la naturaleza y respirando aire fresco es bueno para el cuerpo y la mente. La atención plena en la naturaleza puede mejorar tu estado de ánimo e incluso las caminatas cortas son mejor que nada, y un gran descanso despues un día de trabajo estresante. Deja tu teléfono en la casa si puedes para evitar la tentación del mundo digital y para que puedas estar más consciente de tu entorno.


8. Dedicale unos minutos a estirar: Unos minutos de estiramiento te ayuda a liberar las mismas endorfinas que se producen cuando te ejercitas, lo que disminuye la percepción del dolor general. Esto incluye el dolor emocional.


9. Llama o visita a un amigo: Se intencional al momento de pasar tiempo con las personas que más aprecias. Una buena conversación con ese ser querido te puede cambiar todo el día.


10. Experimenta con medicina alternativa: Maneja tu estrés y ansiedad probando con otros rituales que se ajuste a tu rutina (ejemplo de esto incluye: acupuntura, yoga, quiropráctica y meditación). Te dará un momento para salir de la casa y cambiar tu entorno.


11. Pide ayuda cuando estés abrumado: Pedir ayuda no es un signo de debilidad. Además, la gente quiere ayudarse de manera innata. Pídele ayuda a tus suegros, a tu pareja a un profesional de la salud mental.


12. Recuerda que el estado de ánimo de otra persona no es tu responsabilidad: No te tomes las cosas que la gente dice o cree como algo personal. No es necesario pasar por alto a las personas por su mal comportamiento, pero es necesario recordar que su mal comportamiento no se trata de nosotros. Cuando no tomas el estado de ánimo de alguien como algo que te está haciendo a ti, en realidad estás creando más paz en tu vida y en la de ellos.


13. Trabaja como voluntariado: Se ha demostrado que ser voluntario reduce el estrés y ayuda a disminuir los síntomas de PTSD, depresión, ansiedad y más.


14. Planta un jardín: La jardinería ayuda con el estado de ánimo, la concentración y el enfoque. La salud mental florece cuando se pasa tiempo en la naturaleza y la luz del sol, también reduce la presión arterial y fortalece la coordinación muscular y corporal.


15. Disfruta de una buena película: Si está pasando por un momento triste o necesitas un impulso de energía, ver algo divertido puede ser un gran estímulo. Intenta con una película de comedia. Sonreír y reír son acciones positivas para la salud mental.


16. Realiza un acto de bondad: La generosidad es clave para nuestra salud mental. Un acto de bondad hacia los demás puede ayudarte a comprender tus propias dificultades, aumentar la empatía y obtener cierta perspectiva positiva.


17. Sea consciente de tu uso de las redes sociales: Cada cliente que se ha vuelto intencional sobre por qué y por cuánto tiempo está en las redes sociales experimenta una gran disminución en sus emociones negativas. La mayoría dice que siente que se les ha quitado un peso de encima y que se sienten más libres. Si tiene dificultades para mantenerte desconectado por completo (¿quién no?), intente usar tus redes sociales para mejorar su estado de ánimo: limite tu visualización a la página de exploración, sigue influencer o páginas que contribuyan a tu bienestar, ve videos educativos o lee tweets divertidos.


18. Crea una rutina relajante a la hora de dormir: El estrés y la ansiedad son dos de las razones más comunes por las que las personas reportan que no duermen bien. Tomarte un tiempo para relajarte, preferiblemente sin tu teléfono, durante al menos 30 minutos antes de acostarte, puede ayudarte a descansar bien por la noche, lo que a su vez mejora tu estado de ánimo. Lee un buen libro, bebe una taza de té, sientate a hablar con tu pareja o ser querido, o realice cualquier actividad que calme tu mente.


19. Medita: Incluso en los días que te sientes más ocupado. Encontrar al menos cinco o 10 minutos para meditar puede ser beneficioso para tu salud mental y aplicaciones como Calm y Headspace hacen que la meditación sea más accesible que nunca. La meditación ayuda a aumentar la materia gris en el cerebro, lo que ayuda con los trastornos relacionados con el estado de ánimo.


20. Prueba meditar en movimiento: Si sentarte a meditar por unos minutos te resulta difícil, intenta una meditación en movimiento. Prácticas como el Tai Chi son ramas de la medicina tradicional china que involucran posturas corporales, movimientos y respiración rítmica. Las caminatas lentas, el yoga y los estiramientos también pueden ser formas de meditación en movimiento: el objetivo es mover suavemente el cuerpo y concentrarte en la respiración.


21. Explora bebiendo más té: No te sugerimos que renuncies por completo a tu amada taza de café, pero podría valer la pena intentar beber más té durante el día. Los estudios demuestran que estos te pueden ayudar reducir la ansiedad y mejorar la cognición y el enfoque.


22. Habla con un terapeuta: No necesita estar en crisis para beneficiarte de una terapia. Los expertos en salud mental pueden ayudarte a controlar el estrés y encontrar formas de lidiar con los problemas que afectan tu vida diaria. Considera buscar apoyo profesional con nosotros en INSPIRA. Mejorará tu vida.



En INSPIRA ofrecemos variedades de servicios para la salud mental.


Para citas o información:

Nuestro horario de servicio al cliente es de lunes a viernes de 8am-5pm.






357 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo