BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

15 maneras de ser amable contigo mismo(a) -especialmente cuando te sientes deprimido(a)-

Publicado por INSPIRA, julio 14 de 2022


Puede que estés teniendo un día o una semana difícil. Salir de esa rutina emocional y mental y ser amable contigo mismo puede parecer cuesta arriba, pero, afortunadamente, hay muchas herramientas a nuestra disposición para restablecer nuestra actitud.


Cuando nos mostramos amabilidad, comenzamos a crear nuevos patrones de hábitos y vías neuronales en el cerebro. Esta nueva “mentalidad” nos llevan a ver lo negativo y sombrío con posibilidad de ser y convertirse en algo alegre, positivo y lleno de oportunidades.



Entendemos la amabilidad desde la perspectiva de cómo tratamos a nuestra familia y amigos. ¿Qué pasaría si tuviéramos que tomar el mismo enfoque de cómo nos tratamos a nosotros mismos? ¿Cómo mejoraría nuestra salud si escucháramos las señales de nuestro cuerpo y respondiéramos a ellas con cuidado y compasión? Estas son preguntas profundas para hacer. Si bien tener un mal día y sentirse deprimido es otra parte de la vida, podemos comenzar a implementar herramientas en nuestra rutina que hagan crecer aún más nuestro músculo de autocompasión.


1. Perdónate a menudo

Esta puede ser la mejor y más difícil herramienta para implementar en tu vida, ¡pero es tan potente! Somos muy duros con nosotros mismos y, a menudo, somos nuestro peor crítico. Podemos perdonar fácilmente a nuestros amigos y familiares, pero nos resulta más difícil aceptar ese perdón interior.


Hoy, practica el perdón a ti mismo. Cuando te sientas culpable por ti mismo(a), haz una pausa y piensa en cómo reaccionarías ante la misma situación con un amigo(a). A menudo, necesitamos el mismo tipo de perdón. Al final del día, estamos haciendo lo mejor que podemos. Cuando sabemos mejor, podemos hacerlo mejor. Mientras tanto, el perdón es clave.


2. Escríbete una carta de amor

Esta es una forma simple pero valiosa de escribir tus pensamientos y sentimientos en una hoja de papel. Si realmente quieres añadir un toque extra de amor y ser amable contigo mismo(a), saca tu papelería más elegante! Si tienes dificultades para escribir, imagina que le estás escribiendo a tu "yo" más joven. ¿Qué le querrías decir? A menudo, son palabras de aliento.


Tenemos mucha compasión por nosotros mismos en retrospectiva, después de que la vida nos ha probado y bendecido. ¡Escribir cartas de amor nos ofrece una perspectiva en la que encontrar gratitud! Si deseas, también puedes enviártelo por correo o guardarlo y abrirlo en unos meses o incluso años.


3. Cuida tu salud física

Esto puede ser salir a caminar todos los días por tu vecindario o parque favorito; también puede ser tomar una clase de yoga un sábado por la mañana o unirte a un gimnasio o club de fitness favorito.


Cuando nos sentimos deprimidos, nuestro cuerpo físico se aferra a toda esa energía y emociones reprimidas. Necesitamos despejar esa energía para mantener la salud física, así como la salud emocional y mental. ¡Lo que elijas depende de ti! Solo asegúrate de que te sientas bien y de divertirte mientras lo haces.


4. Nútrete y trátate a ti mismo

¡Esto puede ser salir a cenar o cocinar una deliciosa comida en casa! A menudo, en momentos de desesperación, una de las primeras cosas que empieza a faltar es nuestra nutrición. O no comemos lo suficiente o comemos en exceso, y nunca los alimentos adecuados.


¡Programa un día en tu calendario para darte un capricho! Puede ser pedir comida de tu restaurante favorito o mimarte con algo que nunca pedirías regularmente. Sea lo que sea, asegúrate de que se sienta especial, algo fuera de lo común, ¡y puntos de bono para tí si es algo saludable!


5. Busca un terapeuta

Cuando se trata de la salud emocional y mental, buscar ayuda de un profesional de la salud mental es una excelente manera de ser amable contigo mismo(a). No siempre podemos ayudarnos a nosotros mismos. A veces, necesitamos a alguien que nos dedique un tiempo, que nos escuche, y que nos ofrezca nuevas perspectivas de cómo podemos manejar las cosas.


Los terapeutas a menudo te harán confrontar tu forma de pensar sobre diversas situaciones y experiencias, por lo que si te estás enfrentando a una situación a la cuál no le vez salida o no sabes cómo solucionar, la terapia puede ser particularmente útil. Solo asegúrate de estar listo(a) para hacerlo con la mente abierta y mucha autocompasión.


6. Comprate algo bonito

Esto puede parecer un cliché de la bondad, pero piensa en la última vez que te compraste algo. ¿Cuánto tiempo ha pasado realmente? Hay un gran poder en tratarse a si mismo(a) de la misma manera que tratarías a alguien a quien amas.


El pequeño gesto de comprarte algo bonito, no necesariamente tiene que ser algo caro, crea una sensación de alegría, felicidad, paz y satisfacción.


7. Cuando estés estancado(a), haz preguntas

Reflexivamente recurrimos a estímulos externos cuando nos enfrentamos a un desafío o entramos en un patrón negativo. Puedes recurrir a la comida, las drogas o el alcohol; o puedes mantenerte ocupado(a) sin pensar, distraído(a) o caer en las malas decisiones.


En cambio, podemos hacernos preguntas para comenzar a profundizar en nuestra situación actual. Por ejemplo, preguntar "¿Qué necesito ahora?" puede ser un poderoso momento de introspección. No solo nos devuelve al presente, sino que también atraviesa el ruido de mente y emociones.


8. Rodéate de personas de ideas afines

Nuestros seres queridos tienen una forma hermosa de sacarte de tu propio miedo cuando no sabes cómo ser amable contigo mismo(a). Con solo estar cerca de otras personas, nuestra energía puede mejorar y cambiar de manera que promuevan un nuevo comienzo en nuestros días. Asegúrate de encontrar amigos que sean pacientes contigo, que te amen y que hagan espacio para escucharte. Si sientes que tus amigos no son capaces de hacer esto, puede ser el momento de limitar la cantidad de tiempo que pasas con ellos. ¡Recuerda rodearte de personas que aporten a tu felicidad y bienestar.


9. ¡Hidrátate!

Esto también puede parecer una herramienta simple, ¡pero es increíblemente importante! Al igual que la comida, la hidratación también es algo que dejamos de lado cuando nos sentimos deprimidos. Simplemente no parece ser tan importante hasta que tenemos un dolor de cabeza y no sabemos de dónde viene.


Beber agua no solo regula los sistemas de funcionamiento innatos de nuestro cuerpo, sino que también tiene un gran impacto en nuestro estado de ánimo. Evita las bebidas con alto contenido de azúcar, como los refrescos y jugos. Recuerda, el agua es siempre tu mejor opción!


10. Ten un día de "cuidado personal"

Esto no tiene que ser algo elegante. Puedes prepararte un baño, hacer un picnic al aire libre o elegir acurrucarte para una noche de cine. Un día de "Cuidado personal" se trata de estar presente contigo mismo(a) y disfrutar de las pequeñas cosas con más aprecio. Hay muchas formas de disfrutar el día que no te costarán mucho dinero, y todas con herramientas que ya tienes a tu disposición en tu casa o comunidad.


11. Haz tiempo para la meditación

Esta es una práctica maravillosa para sintonizar con tu estado mental y funciona para enseñarte cómo ser amable contigo mismo(a). Con tantas aplicaciones de meditación disponibles, puedes encontrar sesiones guiadas con música suave de fondo para facilitarte la meditación. Los maestros de meditación a menudo dicen que todas nuestras respuestas residen dentro de nosotros, por lo que comenzar esta práctica en un momento en que estamos luchando puede proporcionarnos una visión poderosa.


12. Date reconocimiento

Hay muchos éxitos que simplemente no nos tomamos el tiempo de celebrar. En cambio, esperamos que otros celebren o reconozcan nuestros logros. Piensa en algo por lo que te gustaría ser reconocido. Podría ser un proyecto en el que has estado trabajando o algo a lo que le has dedicado tiempo y esfuerzo en tu vida. Entonces, ¡celébralo!


¡Compártelo con tus amigos y familiares, y date una palmadita en la espalda!


13. Date un masaje

Una de las mejores cosas que puedes hacer para alejarte de la ansiedad y depresión, y sentirte más conectado(a) a la tierra, es recibir un masaje. El masaje nos saca de nuestra mente caótica y nos lleva a nuestro cuerpo. Permitiéndonos estar presentes y experimentar una relajación total.


14. Deja de tolerar qué y quién no te sirve

A veces, practicar la bondad hacia uno mismo se trata de cortar las cuerdas de lo que ya no te brinda alegría en la vida. Esto puede ser una idea, una rutina o una persona. Está bien alejarse de algo que te deprime. Cuando puedes soltarte y distanciarte de esa manera, ¡se abre más espacio para que llenes ese vacío con lo que realmente te hace feliz!


15. Descansa y recarga

Vivimos en una sociedad que adora la productividad. Si bien eso puede ser necesario en algunos casos, también crea la suposición de que la falta de productividad lo hace valer menos como empleado y persona y hace que sea muy difícil encontrar tiempo para ser amable contigo mismo. Necesitamos volver al flujo de la naturaleza, que nos muestra que, si bien es posible que no suceda mucho, la vida sigue prosperando y creciendo. Del mismo modo, nosotros también.


No siempre necesitamos trabajar, movernos, crear y hacer. La mayoría de las veces, ¡necesitamos descansar! Necesitamos simplemente ser, y necesitamos saber que esto está más que bien.


Pensamiento final

Todos tenemos días en los que nos sentimos tristes, y si estos dias persisten algunos podemos caer en una depresión. En esos momentos, podemos revolcarnos en nuestra desesperación y dejar que nos consuma, o podemos practicar herramientas simples pero efectivas para nutrirnos. En el centro de la bondad y la compasión hacia uno mismo está el hecho de que todos hacemos lo mejor que podemos, día tras día. Como dice el viejo dicho budista: “Tú mismo, tanto como cualquier otra persona en el universo entero, mereces amor y afecto”.



1054 visualizaciones0 comentarios