BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

Por Qué los Hombres no Atienden su Salud Mental

Publicado por INSPIRA, 12 de noviembre de 2021


Estamos ignorando el estigma que rodea a la salud mental y que impide que muchos hombres busquen ayuda cuando más la necesitan, y esto, literalmente, los está matando.



  • En Puerto Rico, el suicidio es mayormente cometido por los hombre (83.9%). Esto debido a que el método utilizado, en comparación con las mujeres suele ser mas letal.

  • Según Mental Health America, 6 millones de hombres se ven afectados por la depresión en los Estados Unidos cada año.

  • El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo calcula que el número anual de hombres que mueren por causas relacionadas con el alcohol es de 62.000, en comparación con 26.000 mujeres.

  • Los hombres también tienen de dos a tres veces más probabilidades de abusar de las drogas que las mujeres.

  • La depresión y el suicidio se clasifican como una de las principales causas de muerte entre los hombres y, sin embargo, es mucho menos probable que busquen tratamiento de salud mental que las mujeres.


El estigma que enfrentan los hombres

Partiendo de una sociedad machista, muchos hombres no quieren admitir que se podrían enfrentar a un problema de salud mental. Incluso, todavía algunos ven la depresión como un signo de debilidad.


Nuestros expertos confirman que este tipo de pensamiento está desactualizado, una reliquia de generaciones pasadas que no habla de la comprensión médica actual de las enfermedades mentales. Conocemos mucho más ahora y reconocemos el rol de los cambios químicos. En muchos sentidos, la enfermedad mental es como la diabetes o cualquier otra condición física.


No obstante, mucha gente no lo ve de esa manera. En cambio, todavía ven las luchas por la salud mental como un problema personal y una falta de fortaleza personal.


Por esto, y el estigma que todavía existe en torno a las enfermedades mentales (sin mencionar la presión que sienten los hombres de siempre ser "fuertes"), muchos hombres luchan por admitir que pueden necesitar ayuda.


Si bien hemos hecho mucho trabajo para reducir el estigma y expandir las oportunidades de apoyo, los hombres aún pueden experimentar sentimientos de vergüenza y culpa que podrían hacer que estén menos dispuestos a pedir ayuda.


La carga de la masculinidad tóxica

No es solo la acción de pedir ayuda con lo que los hombres parecen tener dificultad.

Algunos hombres también tienen dificultad para establecer conexiones sociales.



Hablar de masculinidad tóxica ayuda a reducir la forma en que se crían a los hombres. Si miramos las películas viejas de John Wayne (Die Hard), ese era el modelo al que se suponía que todo hombre debía aspirar. Les enseña a ser fuertes y callados. Pero también ese modelo es disfuncional en muchos sentidos.


Este modelo de masculinidad puede ser la razón por la que es menos probable que los hombres denuncien los síntomas de depresión. Pero ciertos rasgos más tradicionalmente masculinos también pueden contribuir a un aumento de las tasas de depresión, según una investigación de Trusted Source. Cuando el impacto negativo es un aumento de los síntomas depresivos, a menudo puede seguir el uso indebido de sustancias.


Si los hombres están menos dispuestos a pedir ayuda, seguirán experimentando los síntomas que contribuyen a la depresión. El consumo de drogas es a menudo una estrategia de afrontamiento inadaptada. Cuando las personas que luchan contra la depresión, la ansiedad y otras condiciones de salud mental no están adoptando recursos saludables para afrontar la situación, pueden recurrir al alcohol y otras drogas como una forma de adormecer el dolor. El problema es, ¿cómo podemos nosotros, como sociedad, cambiar la percepción de los hombres de buscar ayuda antes de llegar a ese punto?


Reduciendo el estigma

Muchos hombres caen presa de la falsa idea de que deberían ser "lo suficientemente fuertes" para solucionar todos sus problemas por sí solos. Les preocupa que al mostrar vulnerabilidad, incluso en el caso de una enfermedad física, puedan perder su autoridad ante los demás. Como resultado, pueden creer que pueden solucionar este problema rápidamente y pasar al siguiente, o pueden simplemente negar que haya un problema. Abordar eso, y ayudar a los hombres a superarlo, requiere primero terminar con el estigma de pedir ayuda. Todos podemos fomentar una mayor transparencia en torno a los problemas de salud mental y abuso de sustancias. Nadie es inmune al estrés. Hablar con otros sobre cómo te está afectando puede fomentar la empatía y el apoyo entre sí. Necesitamos darnos cuenta que la depresión, la adicción y el estrés se tratan de problemas médicos, que hay buenos tratamientos disponibles y que hay esperanza. Es importante reconocer que los problemas de salud mental no tratados pueden manifestarse muy rápidamente en dolencias físicas, especialmente cuando las personas se autotratan con alcohol y otras sustancias. Existe una desventaja física real en el abuso de alcohol a largo plazo.

La concienciación y la educación juegan el papel más importante en términos de lo que se puede hacer para ayudar a las personas lo antes posible. Es pertinente por ello hablar con nuestros seres queridos de todas las opciones de ayuda disponibles pero primero deben estar dispuestos a probarlas.


¿Cuándo es momento de pedir ayuda?

Si crees tu o alguien que conoces necesita ayuda, busca estos signos de alerta que indican que podrían necesitar consultar un profesional de la salud mental:

  • cambio de humor

  • diferencia en el desempeño laboral

  • cambios de peso

  • tristeza, desesperanza o anhedonia (pérdida de placer y alejamiento de las cosas que te solían proporcionar placer)

  • síntomas físicos, como dolores de cabeza y problemas estomacales

Si reconoces alguno de estos síntomas en tí o en un ser querido, consulta un profesional de la salud mental.


Hay ayuda disponible. Infórmate sobre la adicción y los problemas de salud mental. Debemos transmitir el mensaje de que está bien pedir ayuda, ya sea para tu, un seres queridos o cualquier persona que creas que pueda necesitarla. Y para aquellos que han superado obstáculos de salud mental en sus propias vidas, no tengan miedo de compartir sus propias historias. A veces, reducir el estigma significa estar dispuesto a hablar sobre las veces que hemos necesitado pedir ayuda a nosotros mismos.



¡En INSPIRA te podemos ayudar! Para citas o información: (787) 704-0705; citas@inspirapr.com; www.inspirapr.com


Horario servicio al cliente: lunes a viernes de 8am-5pm


389 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo