BLOG: PARA LA SALUD MENTAL

  • INSPIRA: Salud Mental

5 cosas que debes saber sobre el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Publicado por INSPIRA, 13 de octubre de 2022


A pesar del uso generalizado de la palabra TOC en los medios, se puede decir que el trastorno obsesivo-compulsivo es una de las condiciones de salud mental menos comprendidas. El trastorno se caracteriza comúnmente como un deseo excesivo por la organización y la limpieza o un rasgo de personalidad con el que todos viven, lo cual es inexacto en todos los sentidos.



En cambio, en los casos donde el TOC se representa correctamente, normalmente vemos una pequeña parte de lo que implica el trastorno: una persona con obsesiones de contaminación, seguidas del lavado de manos y otras compulsiones visibles.


Las presentaciones erróneas y estereotipadas del TOC en la cultura popular contribuyen al diagnóstico erróneo del TOC y al sufrimiento prolongado de quienes experimentan síntomas que no son típicos de los que la gente suele escuchar sobre el trastorno.


En honor a la semana de concientización del TOC, la cual se celebra en octubre, este artículo analiza cinco facetas importantes de la condición:


El amor por la organización no es un síntoma de TOC

Uno de los conceptos erróneos más comunes sobre el trastorno es considerar que el TOC es sinónimo de amor por la organización. Este "amor" por la organización más bien lo que indica es egosintónico: un término psicológico utilizado para describir pensamientos, sentimientos y comportamientos que son aceptables para una persona. La persona no encuentra tales estímulos como problemáticos, sino como una parte de sí mismo con la que se alinea.


Ego-sintónico vs. Ego-distónico

Ego-syntonic describe pensamientos, sentimientos y comportamientos con los que alguien se siente alineado. Ego-distónico describe pensamientos, sentimientos y comportamientos con los que alguien no se siente alineado.


El TOC es un egodistónico. Las obsesiones (pensamientos, imágenes, sensaciones e impulsos intrusivos recurrentes) se experimentan como perturbadoras y no deseadas. La persona con TOC no disfruta realizando compulsiones (actos físicos o mentales que realiza una persona en respuesta a las obsesiones) pero siente que tiene que hacerlo para aliviar la ansiedad, evitar que algo malo suceda, buscar certezas sobre las obsesiones, etc.


En términos simplificados, las personas con TOC no disfrutan sus síntomas.


Por qué la gente piensa que las personas con TOC aman la organización

¿De dónde viene la idea de que a las personas con TOC les encanta organizarse? Se debe, en parte, a una mala interpretación de los síntomas reales del TOC.


Una persona con TOC puede experimentar obsesiones de "simetría" o "perfeccionismo" en las que siente la necesidad de hacer las cosas/colocar las cosas de una manera que le parezca internamente "correcta" o "perfecta". Esto podría parecer una persona que "necesite" colocar un libro en el lugar "específico", lo que generalmente hace que lo mueva compulsivamente una y otra vez hasta que alcanza un sentimiento interno de "corrección".


Esto puede provocar ansiedad, tomar mucho tiempo y ser frustrante. Pararse frente al espejo y subirse los mahones una y otra vez hasta que se sientan simétricos, o mover y quitar objetos en el escritorio es angustiante para la persona con TOC. Tal comportamiento está lejos de ser agradable.


No todo el mundo padece "un poco de TOC"

Si bien todos experimentamos un pensamiento extraño e indeseado de vez en cuando o realizamos un ritual de comportamiento aquí y allá, no todos cumplimos con los criterios para el TOC.


Las personas con TOC no experimentan solo un pensamiento intrusivo pasajero, sino pensamientos, imágenes e impulsos intrusivos recurrentes que se quedan plasmados en su cerebro debido a cómo este funciona. También sienten un fuerte impulso de realizar compulsiones, debido a las obsesiones, que una persona común no experimenta.


Decir que todos experimentan TOC minimiza la gravedad del trastorno.


TOC no es un adjetivo

TOC no es un adjetivo para describir ser ordenado u organizado, sino un sustantivo que indica un trastorno con el que alguien vive. Para cumplir con los criterios del trastorno, alguien con TOC debe experimentar obsesiones o compulsiones durante al menos una hora todos los días y tener un deterioro en sy funcionamiento debido a la omnipresencia de sus síntomas.


El TOC no se trata solo de obsesiones de contaminación y lavado de manos compulsivo

Las personas con TOC pueden experimentar obsesiones que se centran en el miedo a la contaminación, pero muchas personas con TOC no. Las obsesiones del TOC pueden centrarse en cualquier cosa (literalmente, cualquier cosa puede convertirse en una obsesión) y, a menudo, abarcan conceptos que son tabú. Algunos ejemplos incluyen (pero no se limitan a):

  • Pensamientos intrusivos no deseados sobre sexo con niños (p. ej., ¿Qué pasa si soy un pedófilo? )

  • Pensamientos violentos no deseados sobre hacerle daño a otros (p. ej., imágenes intrusivas de apuñalar a alguien)

  • Pensamientos intrusivos no deseados sobre hacerle daño a un bebé recién nacido (p. ej., ¿y si tiro a mi bebé por las escaleras?)

Las obsesiones que son menos tabú incluyen (pero no se limitan a):

  • Una hiperconciencia de sensaciones corporales automáticas como parpadear y respirar.

  • Pensamientos intrusivos no deseados sobre una pareja romántica (p. ej., ¿Qué pasa si en realidad no lo amo?)

  • Obsesiones existenciales (p. ej., ¿y si estoy viviendo en un sueño?)

Si bien lavarse las manos en exceso es una compulsión que realizan las personas con TOC, es una de una variedad de compulsiones mentales y físicas que llevan a cabo. Son comunes la evitación de los estímulos temidos, la búsqueda de consuelo acerca de las obsesiones, la confesión de las obsesiones a otros, la oración compulsiva, las compulsiones mentales y las compulsiones físicas.


Las compulsiones mentales existen

De la misma manera que las personas realizan comportamientos físicos en respuesta a las obsesiones, las personas con TOC también realizan comportamientos mentales.


Es posible que una persona con TOC experimente obsesiones y compulsiones completamente en su mente, haciendo que su sufrimiento sea encubierto e invisible para los demás. Es posible que algunas personas no reconozcan que viven con TOC pues creen en la idea errónea de que las compulsiones son solo físicas (lavarse las manos, etc.).


La falta de comprensión acerca de las compulsiones mentales también puede tener consecuencias terapéuticas adversas si el terapeuta no las aborda a través de la prevención a la respuesta.


Ejemplos de compulsiones mentales incluyen:

  • Neutralización de pensamientos: reemplazar pensamientos no deseados con pensamientos más deseables

  • Rumiación para analizar o resolver las obsesiones

  • Repasar mentalmente experiencias pasadas

  • Revisar mentalmente los propios sentimientos y sensaciones corporales.

  • Provocar deliberadamente un pensamiento para probar cuál será su respuesta


ERP es un tratamiento de primera para el TOC

La prevención de la exposición y la respuesta (ERP), es una terapia conductual de primera línea para el TOC. Esta implica enfrentar los propios miedos a través de la exposición y la eliminación de las compulsiones realizadas.


La terapia debe estar orientada hacia el comportamiento, ya que la respuesta de la persona ante las obsesiones (compulsiones) es la raíz del problema. No tenemos el control de lo que aparece en nuestra mente (obsesiones), pero tenemos el control de lo que hacemos en respuesta a ellas (compulsiones).


Las compulsiones refuerzan las obsesiones como importantes y refuerzan la noción falsa de que la única manera de manejar las obsesiones es llevar a cabo compulsiones y las personas con TOC quedan atrapadas en un ciclo debilitante.


Ciclo Obsesivo-Compulsivo

  1. Obsesión : la persona experimenta una obsesión (por ejemplo, pensamiento, imagen mental, impulso)

  2. Ansiedad : La persona experimenta ansiedad, incomodidad, asco o culpa.

  3. Compulsión : para aliviar la ansiedad, la persona intenta buscar certeza o evitar que suceda algo malo, por lo que la persona realiza una compulsión física o mental.

  4. Alivio temporal : la persona entonces realiza la compulsión lo que le brinda un tipo de alivio y le refuerza que la compulsión es útil y que la obsesión es importante.

  5. Repetir : El ciclo se vuelve a repetir


Las compulsiones también son excesivas, infructuosas e inútiles. No es necesario llevarlos a cabo, a pesar de lo fuerte que es el impulso que experimenta la persona con TOC y lo reales que pueden llegar a ser las obsesiones.


Si el comportamiento no es el objetivo de la terapia, la persona puede quedar atrapada en sus síntomas. La terapia de conversación tradicional no es la indicada para el TOC por este mismo motivo, por el hecho de que hablar sobre el contenido de las propias obsesiones y tratar de encontrarles significado puede ser compulsivo en sí mismo.


El entrenamiento en habilidades de atención plena, la terapia de aceptación y compromiso (ACT) y la terapia cognitivo-conductual (TCC) pueden ser tratamientos complementarios y útiles.


Es importante tener en cuenta que para algunas personas, el TOC es tan grave que el individuo no puede tolerar la terapia sin alguna ayuda para reducir la intensidad y la gravedad de sus síntomas. Para ello se puede recomendar el uso de medicamentos, los cuales serían recetados por un psiquiatra o un médico.


Si experimentas síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo, sepa que hay ayuda. Coordine cita con un especialista en salud mental.



1568 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo